Tener conciencia de algo, tomar conciencia de alguna cosa es recordar”, señala uno de los responsables de la Nave de Cambaleo, Carlos Sarrió sobre la obra Memoria (en Blanco), que durante los próximos días se estrenará en la Nave, como se conoce el recinto en la localidad de Aranjuez. Teatro Cambaleo levantó allí su espacio escénico y desarrolla sin atisbo de inocencia todo un repertorio de resistencia cultural. Es la memoria uno de los focos de acción de la compañía, obras como Deriva que se podrá ver el próximo día 18, o la más intensa obra sobre el recuerdo, Memoria “en blanco” que estará en escena el próximo día 28 de Enero, ponen el dedo en la llaga de nuestro maltrecho pasado.

La memoria del país es el hilo conductor de Memoria, bajo las palabras de Julio C. García, que desde la penumbra del escenario repite estas palabras “Este país ha perdido su alma, o la vendió o está en bolsa”. Es uno de nuestros exámenes sin aprobar, la memoria de los inocentes, los miles de muertos por su pensamiento y sobre todo por su acción de apoyo a la democracia republicana. Cientos de buenos hombres y mujeres que fueron asesinados, masacrados por estar junto al bien. Sí, hubo buenos y malos, y los últimos ganaron y siguen en el poder. Este es el hecho que nos perturba y se expone en la obra. No podemos dejar de recordar, porque ello contemplaría dejar impune cualquier hecho infame y dejar a los infames volver a cometerlos.

Si olvidamos dejamos hacer, y dejamos de saber quiénes somos, y que valores son los que tienen que imperar en una sociedad justa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!