La experiencia estética en el arte del cine latinoamericano es una condición especial. La capacidad de imaginar los mundos posibles, realidades que se hacen posible en medio de conflictos que afectan de manera positiva o negativa a cualquier Cultura. Salir del montón dando la posibilidad de libertad, no solo de expresión, sino hacer de la escultura lo que es la sociedad, vida, valores, entre otros, que aquejan y dañan las tradiciones y afectando el signo cultural y estético del Estado.

La autora de “Las relaciones Norte/Sur en el Cine contemporáneo” contextualiza la diversidad cultural, lo que “inserta en el discurso cultural, parece ocupar actualmente el lugar que ocupaba en los años sesenta y setenta la retórica anticolonialista y antiimperi­alista que acompañaba al diálogo cultural” (Rueda, 2009).

Como lo demuestra el discurso del plebiscito nacional de Chile de 1988 que dio origen a la película No, el film se convierte en la representación de cómo una campaña publicitaria unió a un pueblo y a un grupo de profesionales independientes en un diálogo político, económico y social por un simple propósito, No a Pinochet. La expresión se convierte en un fenómeno multicultural, el cual remite a una retórica contemporánea que cualquier cinéfilo o espectador puede entender más no vivir; el lenguaje liberador del cine hace que en cualquiera de sus formar cree una identidad múltiple, agregando una esencia, y en este caso, a la explotación y evolución del cine latinoamericano.

Por otra parte, el territorio imaginario o el universo de representaciones que reconoce la diferencia de la diversidad, exalta lo mejor de este y comparte un espacio mental y abierto.

Vídeos destacados del día

En Colombia desde hace algún tiempo se ha venido desarrollando la cultura cinéfila más evolucionada, y una de los eventos que se posicionó desde su creación es IndieBo, Festival de Cine Independiente de Bogotá que “nació de la firme creencia de que la cultura es un elemento fundamental para sensibilizar, humanizar y conectar a los miembros de cualquier sociedad” (Turbay, Estrada, & Carvajal, 2014). La diversidad cultural no tiene lenguaje o raza sólo un espacio para todos, literalmente hablando, IndieBo ha traído lo mejor del cine independiente, la mirada utópica y contrastante a las situaciones de países que muchas veces no tienen una voz frente al mundo.