En estas fechas, donde todo lo sombrío y macabro es tendencia, no podíamos dejar de comentar lo que se rumorea por internet acerca de uno de nuestros misterios favoritos: las famosas desapariciones en el terrible Triángulo de las Bermudas. Desde el siglo pasado, este escalofriante fenómeno ha dejado una huella profunda dentro de la historia del mundo con su incomparable índole paranormal, que ha infundido terror a navegantes que cruzan las desoladas mareas localizadas entre las Islas Bermudas, Puerto Rico y territorio estadounidense, perteneciente a la ciudad de Miami.

El famoso “triángulo del infierno” ha devorado buques, aviones, barcos y demás objetos o seres que crucen sus escalofriantes lares, creando así un pavoroso mito, del cual surgieron las más impactantes teorías acerca de lo que podría estar sucediendo en este lugar, dándole un nombre y una forma al porqué de las desapariciones: alienígenas, conspiraciones, portales intergalácticos, etc. Hasta ahora, todas estas teorías habían sido “aceptadas” por la población que simplemente no podía dar una explicación plausible.

Sin embargo, por fin, ha llegado la teoría definitiva que resuelve este ancestral Misterio.

El Dr. Steve Miller, junto a un grupo de científicos de la Universidad del Estado de Colorado en Estados Unidos, pudo detectar por medio de la NASA, formaciones nubosas hexagonales con la fuerza suficiente como para crear “bombas de aire” las cuales oscilan entre los 32 y 88 km de ancho, están formadas por una especie de ráfaga que al generar explosiones de aire, golpea fuertemente el océano creando olas masivas que interactúan entre sí.

Esto suena bastante convincente y como teoría científica puede considerarse la explicación definitiva. No obstante, la duda prevalece puesto que algunos investigadores clamaban haber resuelto el misterio meses antes, optando por una teoría que involucraba la presencia de gas metano en el océano la cual generaba igualmente fuertes explosiones, e incluso éstas habían dejado grandes cráteres en el fondo del mar.

Ya sea que optemos por la hipótesis del gas metano o de las nubes hexagonales, los científicos afirman que el supuesto misterio no tiene nada de insólito ya que en ambos casos se propone la misma solución: una explosión es la que está causando el desvanecimiento de cientos de navíos al impactar contra éstos.

A mi parecer este misterio ha sido resuelto. ¿Qué opinas tú?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más