¿Tienes 59.000 euros?Pues ya puedes ser el dueño de un pueblo entero, con sus casas ,sus calles, sus farolas, no es ninguna broma, existen en España más de 3000 pueblos y aldeas abandonadas y más de 50% están en el norte, y de esta cantidad más de 40 de estos pueblos están en venta.

En el valle del Eo en Asturiasy muy cerquita de las playas de Vegadeo se encuentra uno de estos pueblecitos, cuenta con cuatro casas y un hórreo, un hórreo para los que no sepan lo que es, se trata de una construcción de madera elevada sobre cuatro pilares, y destinada principalmente a guardar alimentos como el grano, castañas nueces, manzanas etc.

al estar elevado del suelo se aislaba de la humedad y de los animales para mantenerlos en buen estado para su huso, en Galicia estas construcciones también pueden ser de piedra. Regresando a lo que nos interesa que es la adquisición de pueblos enteros abandonados, los británicos y alemanesestán viendo en estos lugares un buen negocio donde invertir, para luego transformarlos en casas rurales o negocios de hostelería rural.

Alrededor del 70% de los que preguntan por estos pueblos son extranjeros y un 30% nacionales, muchos de estos extranjeros buscan un lugar donde retirarse en busca de paz y tranquilidad. Un arquitecto ingles llamado Neil compro un pueblecito en Galicia compuesto por 4 casas, que el con sus propias manos está restaurando, pago por ellas 45.000 euros, más o menos lo que le habría costado un garaje en Inglaterra, y aunque en Galicia llueve bastante, el clima es más agradable que en su país, y lo ve como un reto darles vida de nuevo a estas edificaciones que guardan la historia de los que algún día vivieron ahí.

Pero no todos los pueblos tienen precios de ganga, en Igualada Barcelona un pueblo con 9 casas, iglesia y nueve masías ruinosas rodeadas de 500 hectáreas de terreno cuesta la friolera de 3,5 millones de euros, y una aldea gallega con vistas al mar en la Costa da Morte con cuatro casas y 6.000 metros cuadrados de terreno, piden 230.000 euros.

La mayoría de estos pueblos abandonados se concentran en Asturias, Galicia y Cataluña, pero también los podemos encontrar a lo largo de toda la geografía española, aunque en menor porcentaje.

La huida masiva hacia las ciudades en busca de nuevas oportunidades, ha dado como resultado esta desertización de los núcleos rurales, aunque la crisis que nos acompaña han hecho que muchas familias casi obligadas, se tengan que ir de nuevo a los pueblos, normalmente no suele ser a estos núcleos abandonados ya que la mayoría se encuentran prácticamente en ruinas, pero lo que si sería bonito para los que algún día dejaron estos pueblos, es el ver como renacen de sus ruinas, y se vuelven a escuchar voces y gritos de niños por sus calles.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más