El día de la madre, el día del padre o San Valentín, son días en los que nos sentimos “obligados” a gastar dinero en algo especial para esa persona a la que tanto queremos. Pero a veces se nos olvida que las mejores cosas de la vida son gratis, por eso os traemos una lista con diez cosas que regalar a nuestras madres o a las madres de nuestros hijos sin gastar ni un sólo euro.

1. Díselo con flores. Prepara un ramo con las flores que más le gusten o planta algo en una maceta para ella. Le tocará cuidarla, pero será un bonito recuerdo.

2. Todo vale. Es cierto que lo de los vales está muy visto, pero seguro que agradecerá que hagas pequeños sacrificios por ella, ¡Así compensas los que ella a hecho por ti!

Piensa en esas cosas que no sueles hacer y prométeselas por escrito.

3. Escríbele una carta. Casi todos tenemos el mismo defecto: somos más de quejarnos que de decir cosas bonitas. Alguna vez le habrás dicho a tu madre o a tu pareja que la quieres, pero seguro que no lo suficiente. Escribe unas líneas contándole cuánto la valoras, lo que más te gusta de ella o recuérdale esa anécdota que siempre os hace sonreír. Y, si te atreves, hazlo en forma de poema o al ritmo de alguna canción, la dejarás con la boca abierta.

4. Visita guiada. Llévala de turismo a algún sitio cercano, visitad algún monumento de su ciudad que le guste especialmente o ese lugar al que os encantaba ir. Hazla sentir especial y disfrutad de la compañía mutua.

5. Desayuno en la cama. ¿A quién no le gusta desayunar tranquilamente y sin prisas, sin ni siquiera salir de la cama? ¡Especialmente si tienes hijos pequeños que siempre te hacen madrugar! Así que, papis, aprovechad que es domingo, dejad que vuestra pareja duerma un poco más de lo normal y sorprendedla con un súper desayuno lleno de amor.

6. Receta especial. Si de comer va la cosa, nada mejor que cocinar su comida preferida o sorprenderle con esa receta que siempre te sale para chuparte los dedos. Además, puedes escribirle los ingredientes y el paso a paso para que pueda repetir… siempre que le haya gustado, claro.

7. De fiesta. Probablemente no es lo mismo una mamá de 40 que de 80 (¡Aunque a veces las de 80 tienen más marcha que dos de 40!).Pero adáptate a sus gustos y a sus ganas y llévala a cenar, al cine, a bailar… ¡Seguro que será una noche inolvidable!

8. A mano. Seguro que piensas que de tus manos no va a salir nada decente, pero todos tenemos un manitas dentro. Una bufanda, una pulsera, un cojín… en Internet hay miles de tutoriales con ideas fáciles y muy rápidas de hacer. Y si es para tu pareja, deja que los peques den rienda suelta a su creatividad, les encantará.

9. En vídeo. Recupera las viejas cintas de cuando eras pequeño (o erais jóvenes, si sois pareja) y monta un pequeño vídeo lleno de recuerdos. Si no tienes vídeos, puedes hacerle un álbum con vuestras mejores fotos, lo importante es que os reiréis recordando aquellos momentos y será un regalo que no olvidará.

10. Mímala. Aunque a priori no parezca un regalo, tus besos, tus abrazos y tus mimos será lo más bonito que recibirá ese día.

Seguro que nunca se cansa de recibirlos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!