El futuro de la cineasta Clara Roquet es prometedor. Sus últimos trabajos dejan entrever el talento de esta joven catalana que está apostando fuerte y trabajando duro para lanzar su carrera cinematográfica.

La tarjeta de presentación de Roquet tiene un hito destacado que es suscribir el guión de la película “10.000 km” que compartió con Carlos Marqués Marcet. Una película que ganó el Goya al mejor director novel en 2014 y que puso a la catalana en los puestos de salida del panorama cinematográfico en nuestro país.

Roquet se encuentra viviendo otro momento apasionante en su carrera, ya que su primer corto, “El adiós”, ha recibido la Espiga de Oro en Valladolid y el premio EFA Short Film Nominee, que le permitirá participar en la ceremonia de entrega de los Premios del Cine Europeo.

Me siento infinitamente agradecida y muy honrada”, asegura Roquet, quien considera que ambos galardones suponen “un empujón enorme” en su camino hacia el rodaje de su segundo corto.

Roquet augura que “seguro que ayuda” a conseguir la financiación necesaria para afrontar un proyecto de estas características y para lograr la consecución de uno de sus objetivos a largo plazo, que no es otro sino filmar un largometraje.

De momento, se muestra “muy feliz” con los reconocimientos que está obteniendo “El adiós”. Un corto que trata sobre “la dignidad” y que recrea la historia de Rosana, una empleada doméstica de Bolivia que ha cuidado durante los últimos años de su querida Ángela. Sin embargo, el día de su funeral no puede unirse al duelo debido a los convencionalismos sociales y etiquetas raciales.

En una obra íntima, protagonizada por Jenny Ríos, Mercè Pons y Júlia Danés, ha querido reflejar una historia de actualidad, ya que “mucha gente de fuera viene a cuidar a los ancianos y muchas veces no se entiende el papel que juegan los sentimientos en un trabajo así, que no solo es ir a fichar”.

La cineasta señala que “son personas que muchas veces dejan a su familia y a sus hijos en su país para cuidar a los hijos y familiares de otras personas. Me parece una situación muy dura y merecen un extra de respeto y cariño por eso”.

Su paso por la 60ª edición de la Semana Internacional de Cine (SEMINCI) de Valladolid no ha podido resultar más exitoso, ya que ha salido como la gran triunfadora en el apartado dedicado al cortometraje.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más