En un artículo anterior desarrollé la idea de cómo las farmaceuticas nos manipulaban para utilizar sus fármacos en ocasiones a precio de oro para aliviar algunas enfermedades, pues bien, hoy hablaré de su alternativa real y más económica pues no sirven para enriquecer a unos cuantos potentados elegidos, las plantas medicinales. En todo el mundo hay multitud de plantas con propiedades curativas que alivian y en ocasiones tratan hasta erradicar cientos de enfermedades.

La primera de la que hablaré es una de las más conocidas por su presencia en la composición de multitud de geles de baño y de champús, el aloe vera.

Si por algo es conocida esta planta es como elemento decorativo, pero una de sus propiedades curativas más importantes es por su aplicación medicinal en cuestiones de cicatrizar heridas, propiedades laxantes y además cualidades antiinflamatorias. Si en alguna ocasión vais por algún jardín y os hacéis un rasguño o una herida y en ese lugar hay alguna planta de aloe vera, probad a frotaron con una de sus hojas en la herida y veréis como os alivia.

La segunda planta, mejor dicho árbol, es el eucalipto. Uno de los principales usos de las hojas de eucalipto es en el que nos afecta cuando tenemos gripe, tos o asma. Recuerdo de pequeñito cuando tenía la nariz atascada de la gripe o el catarro, y mi abuela hervía hojas de eucalipto en una olla y cuando estaban cociendo, me hacía cubrirme la cabeza con una toalla y respirar el humo que desprendían las hojas, ni que decir tiene que era más efectivo que cualquier inhalador o fármaco en venta.

La tercera planta que nos ocupa es el laurel, que a pesar de que su nombre inmediatamente nos dirija a sus propiedades culinarias, tiene cualidades medicinales como aliviar la digestión, prevenir la acidez de estómago y reducir los gases.

Otra planta con propiedades en la medicina es la manzanilla, que trata sobre todo los vómitos, las nauseas o las malas digestiones, por lo tanto, nada mejor que una infusión de manzanilla si se quiere tratar ese molesto dolor de "barriguita".

Y por último voy a tratar de una planta que hoy en día con el ajetreo y el estrés al que estamos expuestos es muy valiosa, la valeriana. Lo que hace valioso a esta planta es el efecto tranquilizador y relajante. Actúa como tranquilizador del sistema nervioso y relaja el cerebro, actuando sobre todo en personas a las que les cuesta dormir, gente con demasiado estrés por situaciones laborales o familiares y hasta en casos de ansiedad.

De hecho es frecuente encontrar en las farmacias pastillas de valeriana que son requeridas por pacientes con trastornos del sueño.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!