La cromoterapia o terapia del color es una técnica perteneciente a la medicina alternativa y a la tendencia "new age"(nueva era). Según sus principios,los colores poseen notables influencias en las emociones humanas. Cuando se produce una alteración importante en el organismo,éste se desequilibra de tal modo que se desarrolla una determinada patología.

Cada enfermedad se identifica con un color,una mezcla adecuada, y aplicando un haz de ese color logramos tratar dicha dolencia y restablecer el equilibrio del organismo. Desde tiempos inmemoriales, los colores han tenido gran importancia en el diagnóstico y tratamiento de patologías de toda índole.En el año 1933 se creó la Enciclopedia más completa de la cromoterapia en la que se describen "fórmulas de colores" para tratar más de 300 enfermedades existentes.

Según especialistas de la disciplina de la medicina ayurvédica,el cuerpo se rige por un eje de chakras. Dichos puntos están ubicados en la columna vertebral,el eje más importante de nuestro cuerpo,y cada uno de ellos está asociado a un color.De este modo,si el chakra sufre un desequilibrio,podremos tratarlo aplicando el color adecuado.

Así pues,según esta filosofía,nuestro cuerpo está representado en un total de 7 chakras. Uno de ellos se encuentra situado en la cabeza y está representado por el color blanco. Nuestro "tercer ojo" está asociado fuertemente al color añil y rige nuestra percepción de las cosas y la intuición.Los pulmones y el corazón constituyen otro de nuestros chakras y el color verde está vinculado a aliviar patologías de dichos órganos vitales.El chakra del habla está unido al azul mientras que el naranja trata nuestro chakra sexual.

Vídeos destacados del día

El color rojo ayuda al chakra de la próstata por excelencia en los hombres y el amarillo ordena nuestra mente y mejora nuestra concentración.

¿Cómo se utiliza esta curiosa técnica?.En sesiones de unos 30 minutos el paciente permanece en un cuarto cuyas paredes son de color blanco.Los colores son proyectados en ellas mediante aparatos eléctricos que generan haces de luz. Según los expertos los espectros de luz generados por los colores nos equilibran de tal modo que,en un tratamiento de varias semanas,se experimentan resultados muy positivos.

Otra modalidad de cromoterapia es beber agua de vasos de vidrio forrados con un papel de un color determinado. El recipiente debe permanecer varias horas al Sol y, posteriormente, su contenido debe ser ingerido. Los colores cálidos como el rojo o el naranja nos activan y nos dan energía.Los colores fríos como el verde nos producen el efecto contrario, la relajación. El color es fuerza, es luz y energía vital.

Nosotros,en la intimidad de nuestro hogar,podemos "jugar" con los colores.Si tenemos una habitación de estudio,conviene que haya elementos de color amarillo ya que este color favorece la concentración.

El cuarto de baño podría estar adornado de azules y verdes que inviten al relax y al contacto con el agua de la ducha.

Hay casos espectaculares de mejoría en el tratamiento de trastornos como la ansiedad y la depresión.Los pacientes son expuestos a haces de luz centelleantes y brillantes que les estimulan de forma muy positiva. Sin embargo los excesos, como todo, no son buenos y podemos lograr el efecto contrario que deseamos. Si queréis probar los beneficios de esta terapia del color,poneros en manos de especialistas de este campo.¡Brillaréis con vuestra luz propia!