Publicidad
Publicidad

Ya son múltiples los estudios que confirman que la marihuana, a pesar de sus efectos alucinógenos y de estar considerada una sustancia estupefaciente, contiene muchos elementos curativos. O sea, que en realidad es una hierba buena. Y por lo visto, en América Latina lo toman en serio.

En Chile cultivan marihuana para pacientes con cáncer.

Las autoridades chilenas comenzaron la siembra de 850 semillas de cannabis en las cercanías de Santiago en el marco de un proyecto médico. La cosecha se recogerá en abril del próximo año. La marihuana se convertirá en aceite, que se vaya a utilizar como un anestésico para 200 pacientes con cáncer. Este es el primer proyecto médico realizado con el apoyo del Estado en América Latina.

Publicidad

Colombia se apunta.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos se ha declarado a favor del permiso para usar la marihuana con fines médicos, creyendo que se trata de una sustancia estupefaciente que puede ayudar a los pacientes con enfermedades mortales. La decisión con respecto a la legalización de la planta ahora tendrá que tomar el parlamento colombiano. Santos también sugirió que la transición de la droga en el ámbito jurídico privará a los narcotraficantes de una parte importante de los ingresos.

Uruguay a la vanguardia.

Como parte del plan del gobierno para la legalización gradual de la marihuana en Uruguay, comenzó el registro de clubes cuyos miembros se dedican al cultivo de la planta. Los clubes que han obtenido la licencia y en los que pueden entrar un máximo de 45 personas, tienen derecho a cultivar anualmente hasta 99 arbustos de cáñamo. Cada uno de los miembros del club puede obtener anualmente no más de 480 gramos por hogar, y el campo comunitario debe estar en, al menos, 150 metros de distancia de colegios y centros de rehabilitación para los drogadictos.

Uruguay ha legalizado la producción y venta de marihuana en diciembre del año pasado. Está previsto que su venta centralizada en las farmacias comenzará el próximo año. En agosto pasado entró en vigor la ley que permite cultivar en el domicilio hasta seis arbustos.

La legislación de la planta se ha llevado a cabo de mano del presidente José Mujica que dejará su cargo a partir de las próximas elecciones a finales de noviembre. Mujica insistió en que si el gobierno toma el control del cultivo y la venta de cannabis, será un duro golpe a los traficantes de drogas ilegales.

Según las estadísticas oficiales en Uruguay, cerca de 150 mil personas consumen marihuana regularmente . "El uso de la marihuana no es lo más terrible, - considera el presidente uruguayo.- El problema real es el tráfico de drogas." Por otro lado, los dos candidatos que van a luchar por el puesto más alto del país en las próximas elecciones, han declarado que en el caso de su elección, van a modificar la legislación vigente.