Kaká D’Avila es conocido en Porto Alegre, Brasil, por ser un concejal que dedica su tiempo al prójimo. En esta ocasión, Kaká descubrió más de 60 currículos fueron rechazados y tirados a la basura, tras haber fracasado en una entrevista de trabajo. Con la idea de ayudar a los desempleados, el concejal decidió rehacer los currículos encontrados en la basura y entregarlos en varias empresas que se encontraban en búsqueda de personal. Actualmente catorce personas se han visto beneficiadas por su buena acción, y dos se han acercado a agradecerle en persona.

La razón del concejal para recuperar 62 currículos encontrados en la basura

Detrás de cada una de estas hojas de papel existe una vida, una persona que merece respeto’, comentó Kaká D’Avila en una de las publicaciones que realizó en Instagram para dar a conocer lo sucedido. Para el concejal, el hecho de haber fracasado en una entrevista de trabajo no justifica desechar de tal forma los currículos de estos desempleados. Debido a esto, Kaká decidió rehacer por su propia cuenta cada uno, para posteriormente ir entregándolos en lugares donde fuera necesaria mano de obra.

A pesar de no tener la seguridad de que su acción tendría éxito, el concejal de todos modos tomo la decisión de repartir los currículos.

Simplemente hice lo que todos deberíamos hacer en esta clase de situaciones’, explicó en otra de sus publicaciones, donde algunos comentarios le preguntaban sus razones para ayudar a estos desconocidos.

Catorce personas ya han sido contratadas gracias al 'Joyero de currículos'

Una vez que tuvo impreso los currículos recuperados, tomo una copia de cada uno y los empaquetó en una caja amarilla.

Dicha caja poseía la siguiente declaración: "Joyero de currículos, los encontré en la basura, pero valen oro. Contrate a estas joyas". Lo siguiente fue buscar en qué empresas hacía falta personal o mano de obra, para posteriormente dejar las copias de cada solicitud de trabajo, en total 62 currículos.

Para su sorpresa, en dos semanas ya han sido contratadas catorce personas del ‘Joyero de currículos’, personas que fueron desempleados y ciudadanos en paro antes de recibir la ayuda de Kaká D’Avila.

Alguno debió dejar de comer para gastar en copias de su currículo, debió ir a pie a entregarlo, y su esfuerzo terminó en la basura’, comentó el concejal para crear conciencia acerca de los desempleados.

Dos personas se acercaron a agradecerle

De momento catorce personas se han visto beneficiadas, y Kaká D’Avila espera que pronto se sumen más a la lista. Sin embargo, aseguró que dos de ellas incluso se han acercado en persona para darle las gracias por su ayuda. Acerca de esto, el concejal ha compartido en redes su felicidad al darse cuenta que sus acciones contribuyeron a mejorar la vida de varias personas.

Por su parte, el concejal de Porto Alegre tiene intenciones de comenzar con una carrera política, con intención de prestar ayuda para aquellos que se encuentren más necesitados.

Kaká D’Avila asegura continuar con sus acciones, y espera a futuro que más personas decidan comenzar a hacer lo mismo que él.