En los últimos días una misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha desplazado hasta la República Popular de China para investigar los orígenes de la pandemia de la COVID-19, con un resultado no esperado al ponerse de manifiesto que uno de sus miembros ha llegado a acusar al país asiático de ocultar información sobre este hecho sanitario que está afectando a prácticamente todo el mundo, al no poder recabar datos e información sobre cómo se ha desarrollado este proceso desde su inicio.

En concreto, este miembro de la OMS ha alertado de que no sabe los motivos por los que no los han proporcionado, si es por causas políticas u otras diferentes.

No obstante, esta grave denuncia no proviene de todos los miembros de la misión de la organización internacional, si no que por el contrario, parte de una sola de estas personas, pero puede tener unas repercusiones muy importantes en la investigación de la enfermedad vírica.

Acusaciones a China de un microbiólogo de la OMS

La persona de la misión de la Organización Mundial de la Salud de la que ha partido esta denuncia se trata de un reputado microbiólogo australiano, Dominic Dwyer, que ahora ha explicado que llegaron a solicitar datos de varios casos identificados en la región de Wuhan a finales de 2019. Para su sorpresa, no se lo han remitido y tan solo se ha enviado un resumen sobre esta situación que afectó a la provincia de donde presumiblemente partió el virus que ha llegado a todas partes del planeta.

Visitas al mercado de Huanan y el Instituto de Virología de Wuhan

De todas formas, Dominic Dwyer, ha aclarado que los dirigentes chinos han remitido gran cantidad de material sobre esta incidencia sanitaria, hasta el punto de aclarar en sus manifestaciones que “La gente de la OMS cree ciertamente que han recibido muchos más datos que en años anteriores, así que en sí mismo es un avance”, una vez la misión del organismo sanitario llegase a China el pasado 14 de enero a la localidad de Wuhan para recopilar más datos sobre lo que ha pasado con el virus de la COVID-19.

Desde la OMS han visitado lugares tan importantes como el mercado mayorista de mariscos de Huanan, desde donde se cree que se generó el primer brote infeccioso, al igual que el Instituto de Virología de Wuhan. La OMS dice que un virus 'extremadamente improbable' se filtró de un laboratorio en China.

Exigen un informe independiente

De cualquier forma, el gobierno de Estados Unidos ha demandado precisamente a la OMS un informe que sea totalmente independiente sobre el viaje de los especialistas de esta organización, al mismo tiempo que esperan que pueda estar disponible en un espacio de tiempo no muy largo para disipar cualquier clase de dudas que pueda generar la irrupción de esta grave pandemia y de esta forma, acallar algunas teoría de la conspiración que se han originado en el pasado.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!