El esposo de la reina Isabel II, Felipe de Edimburgo, se mantiene todavía en observación, recuperándose satisfactoriamente de la serie de síntomas que estuvo padeciendo durante los últimos días. Su reclusión es para evitar la infección del COVID-19. Los médicos han recomendado que permanezca en el Hospital King Edward VII de Londres durante más tiempo para prevenir al máximo el contagio.

Felipe, próximo a sus 100 años

El próximo 10 de junio, Felipe de Edimburgo cumplirá sus 100 años. Recibió la visita de su hijo mayor Carlos de Inglaterra, quien llegó en coche al centro de salud y permaneció con su padre alrededor de media hora.

El duque de Cambridge declaró que su abuelo se encuentra en perfectas condiciones de salud. Informó que, aunque se mantiene saludable, continúa en confinamiento ante la pandemia. La última vez que se mostró Felipe de Edimburgo en un acto público fue en el año 2020, con motivo de la entrega del papel de Coronel en Jefe a la duquesa de Cornualles, en el Castillo de Windsor.

La reina Isabel II también permanece aislada

La reina Isabel II también permanece aislada como medida de prevención del COVID-19, se encuentra en el mismo hospital donde está su esposo. Todos ellos han sido vacunados, su hijo Guillermo permanece en casa en Anmer Hall, con Kate, junto a sus tres hijos.

El Príncipe Carlos fue a visitar a su padre, en el Hospital King Edward VII, de Londres, esto fue motivo de una serie de alarmas que se activaron de inmediato.

Se habló sobre un posible estado crítico de Felipe de Edimburgo. Esto ha sido disipado en las últimas horas, cuando se anunció el buen estado de salud del esposo de Isabel II.

Condición de Felipe de Edimburgo

Según Guillermo de Cambridge, ahora todo ha estado en calma. Afirma que su abuelo Felipe de Edimburgo se encuentra bien y ha estado cumpliendo el tiempo establecido por los médicos.

La semana pasada, el médico de cabecera de su abuelo dio instrucciones a la familia para que ingresara al centro de salud. Esto para prevenir gravedad ante la serie de quebrantamientos que tuvo los días pasados. Todo fue realizado bajo las especificaciones hospitalarias que recibió el grupo familiar. Los mensajes que circulaban estos días fueron breves, asegurando que la salud de Felipe continuaba supervisada y en condiciones estables.

Felipe de Edimburgo estuvo en el hospital una semana, entró al centro sanitario a pie y aunque se desconoce el origen de sus padecimientos, se le ha notado muy firme. Estas informaciones fueron aportadas desde el Palacio de Buckingham, las mismas han sido consecuentes, mostrando día a día la evolución del abuelo de Guillermo de Cambridge.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!