Indonesia es un país del sudeste asiático que está compuesto por miles de islas volcánicas. Precisamente, el origen volcánico de este país, hace que sea un foco importante de terremotos como el que ha azotado al país en las últimas horas.

El terremoto de 6,2 grados ha dejado al menos 42 muertos y más de 800 heridos

El seísmo ha ocurrido en la isla de Célebes en la madrugada. Pasadas las 2.00 hora local, el terremoto sorprendió durmiendo a la mayoría de los habitantes y ha provocado grandes daños en varias poblaciones de esta zona de Indonesia como el derrumbe de algunos edificios, caídas de puentes y unos 15.000 desplazados.

Algunos testigos de este importante terremoto aseguran que varios edificios, entre los que se encuentran algunos hoteles y la sede del gobernador, han sufrido daños importantes en la capital provincial, Mamuju, que cuenta con 110.000 habitantes. Las enormes dificultades hacen que el operativo de rescate sea lento y muy complicado ya que la falta de maquinaria pesada junto a la reducción del suministro eléctrico juegan en contra de estos equipos de rescate que intentan buscar posibles víctimas entre las más de 300 casas derruidas, además de un hospital que también se ha visto afectado por el seísmo.

La falta de suministro eléctrico dificulta buscar posibles víctimas de este terremoto

El jefe de la agencia local de gestión de catástrofes, Alí Rahman, afirma que solo en Mamuju, la capital provincial de esta zona de Indonesia, había 26 fallecidos.

Según comenta Rahman, el número de muertos podría aumentar ya que muchos de estos habitantes muertos estaban atrapados bajo los escombros a consecuencia de citado terremoto de 6.2 grados. El jefe de la agencia local que gestiona estas catástrofes comunicaba que el hospital se había derrumbado y estaba destruido quedando prisioneros entre los escombros pacientes y personal sanitario; una tarea, sin lugar a dudas, muy complicada para los servicios de emergencia y rescate.

Imágenes muestran a los habitantes intentando huir, presos del pánico y terror

Hendra, un testigo de 28 años que vive en la capital, Mamuju, cuenta que "Las rutas se quebraron y varios edificios se derrumbaron". Hendra se despertó al sentir un temblor muy fuerte y huyó con su mujer como otros habitantes de Mamuju; vehículos y motos han sido los medios de transporte de muchos ciudadanos para huir de una catástrofe en la que se han recogido imágenes de techos de chapa caídos e inmuebles dañados.

Existen datos del Instituto estadounidense de Geofísica que sitúan el epicentro del seísmo la madrugada del viernes a las 2.18 hora local a 36 kilómetros de Mamuju y a una profundidad de 18 kilómetros. Anteriormente, el jueves se produjo otro seísmo de magnitud 5,8 en la misma región pero, en este caso, sin causar daños importantes. El temblor, fuerte y muy vigoroso, tuvo una duración de unos siete segundos aproximadamente y fue precedido unas 12 horas antes por otros temblores de 5,9 de magnitud. El terremoto ha provocado varios corrimientos de tierra que han dificultado junto a otros problemas derivados de este seísmo, la distribución de ayuda y las labores de rescate.

Además de las víctimas de Mamuju, existen, al menos, otras ocho víctimas mortales de la ciudad de Majene a unos 60 kilómetros al sur del epicentro.

La directora del departamento de Geofísica y climatología, Dwikorita Karnawati, pide a la población que eviten los edificios altos por la posibilidad de derrumbamiento ante nuevos temblores

La isla de Célebes sufrió en septiembre del año 2018 un terremoto de 7,5 grados seguido de un tsunami arrollador ocasionando más de 4000 muertos y casi 200.000 desplazados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!