La canciller de Alemania, Angela Merkel ha decretado la imposición de un confinamiento duro en el país europeo hasta después de Navidad. Dicho anuncio se ha producido tras el repunte de casos de Coronavirus en los últimos días. El viernes se registraron números récord. Unos 29.875 casos de contagiados dispararon las alarmas dentro del Gobierno alemán, en lo que parece ser un crecimiento repentino de la pandemia, que implica un peligro en el sistema sanitario.

Merkel ha expresado la necesidad de actuar con urgencia para detener los números del coronavirus en su país.

Durante una reunión con sus 16 ministros estatales, la política alemana se ha mostrado preocupada por los números del coronavirus. Para Merkel han sido insuficientes las medidas para contener el crecimiento de la pandemia en el país, por lo que reconoció la gravedad de la emergencia sanitaria.

De acuerdo al confinamiento duro presentado por la canciller alemana, estarán prohibidas las reuniones con más de cinco personas de dos domicilios. Otra de las políticas que implica las directrices del Gobierno alemán se encuentra relacionada a la sugerencia para que los alemanes continúen trabajando desde casa. Asimismo se recomienda evitar los viajes, como una forma de garantizar la mayor seguridad a los ciudadanos de Alemania que padecen los peligros de contraer la enfermedad.

Merkel hace un llamamiento a la responsabilidad de los alemanes

El confinamiento duro decretado por Angela Merkel inicia desde el miércoles 16 de diciembre hasta el 10 de enero. La medida además integra el cierre de negocios no esenciales. Los colegios también cerrarán sus puertas, para la gobernante alemana la acción busca prevenir más muertes en Alemania.

Merkel ha afirmado que es pertinente la lucha que se debe dar para evitar el sufrimiento que producen los fallecimientos, a través de medidas fuertes y coherentes. La canciller alemana ha declarado que es el momento de hacer lo necesario

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha reiterado que el momento es el propicio para hacer lo necesario y evitar las muertes por el coronavirus.

La dirigente ha reconocido que las medidas que harán hasta enero van a afectar a mucha gente. Para Merkel se debe impedir la “sobrecarga del sistema sanitario”. Se pudo conocer que entre los comercios cerrados se encuentran los dedicados a la cultura, la gastronomía y el ocio.

La canciller abogaba desde hace días por medidas fuertes

Desde hace días recomendaba la necesidad de aplicar medidas fuertes para hacer frente al coronavirus, producto de un repunte en los muertos que ha provocado la creciente preocupación de la sociedad y el Gobierno de Alemania. Según se pudo conocer desde el Ministerio de Finanzas se evalúa el otorgamiento de ayudas financieras a los autónomos y sectores del empresariado, para que puedan hacer frente a las condiciones de cierre decretados por el Gobierno.

Cabe destacar que en los últimos días se había originado una discusión en la que Merkel optaba por la aplicación de medidas fuertes; mientras que los estados federados se resistían a una cuarentena dura por los estragos que ella pudiera representar para la economía. Pero finalmente ha terminado imponiéndose el pensamiento de la líder alemana. Los muertos del coronavirus que crecen con inusitada rapidez en Alemania han empujado las medidas de la política alemana.

La canciller alemana atiende los espacios de adultos mayores

Con respecto a los espacios que funcionan de albergue para personas mayores, se va a aplicar una política dura en cuanto a la aplicación de test al personal de atención sanitaria.

Asimismo en lugares que tengan muchas visitas se realizarán pruebas a los visitantes. Todo ello enmarcado dentro de una política de atención a la población esencial que representan los adultos mayores.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!