Argentina atraviesa una semana de enormes expectativas ante la posibilidad de un cambio social, a raíz de que la legalización del aborto finalmente está muy cerca de ser ley. Las jornadas de movilizaciones, lucha y alegría colectiva, tiñeron las calles argentinas de color verde, el marco del debate en el Congreso y los días de votación. En el marco del primer año en el cargo de presidente de Alberto Fernández, en conjunto con el Día Internacional de los Derechos Humanos, la votación legislativa tuvo un fuerte componente simbólico.

Lo que la Cámara de Diputados aprobó es la norma que regula el aborto libre hasta la semana 14 de gestación.

Además, establece un máximo de días entre el momento en que se solicita la interrupción, y que se la lleva a cabo. Con 131 votos positivos contra 117 negativos, ahora la definición recae en el Senado.

Argentina y el aborto

El contexto que se está viviendo realmente representa un triunfo producto de la lucha y la movilización social de las mujeres. Desde 1921, durante el gobierno de Hipólito Yrigoyen, el aborto no solo era considerado un delito, sino que era penado con una condena de hasta 4 años de prisión, a excepción de los comprobados casos de abuso sexual, o en casos en que exista riesgo para la vida de la madre.

A casi 100 años de un imaginario social que avalaba de manera colectiva la punición de la práctica del aborto, tras años de lucha ascendente y a lo largo del país, desde 2008 en Argentina se disputó por la promulgación de una ley que garantice el aborto seguro y gratuito, que preserve la integridad de la madre y que además pueda erradicar la condena social que recae sobre aquella mujer que realiza un aborto.

El debate, la grieta social

Además, durante las últimas semanas también hubo extensas movilizaciones bajo el lema "salvemos las dos vidas", identificados bajo el pañuelo celeste, que desde argumentos religiosos, morales y biológicos, se oponen a la sanción de la ley. Esto se vio reflejado en el Congreso, en donde algunos políticos emplearon argumentos de en ese sentido para votar negativamente o abstenerse.

El pasado viernes, el Senado fijó el cronograma para el tratamiento de la legalización del aborto. Hasta el 29 de diciembre, fecha estipulada para que el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) se trate en el congreso, las miradas continuarán puestas en el Senado. Este lunes se abrirá la sesión retomando los debates, las idas y vueltas de argumentos en la Cámara Alta.

Durante los días martes y miércoles, tendrán la palabras aquellos especialistas que sean propuestos por los legisladores, lo que hace que sean dos días muy esperados. Por el momento es una noticia mundial, ya que cada país está en distinta etapa de tratamiento de la ley del aborto legal, seguro y gratuito.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!