La aparición de una nueva cepa en el virus de la COVID-19 ha llevado a que la Comisión Europea, de manera urgente, convoque a todos sus socios para tratar de gestionar este situación que ha aparecido hace pocos días en Gran Bretaña. Y que ha provocado que algunos países, como por ejemplo Italia, Países Bajos, Bélgica o Irlanda hayan cancelado los vuelos a la nación británica.

El objetivo prioritario de esta convocatoria es unificar los criterios de actuación y mostrar una posición común sobre esta nueva incidencia en la pandemia del Coronavirus.

Precisamente cuando se está a menos de una semana para que empiecen las tradicionales fiestas de Navidad en la que se incrementan los contactos sociales por parte de la población europea. Una vez que están llegando las vacunas contra el virus.

Iniciativa de Merkel y Macron

Han sido precisamente el presidente francés Emanuel Macron y la canciller alemana Ángela Merkel los primeros líderes que se han puesto en contacto para intentar dar una respuesta global y rápida. Ante al nuevo escenario que se acaba de desarrollar en el Reino Unido con el coronavirus como protagonista. Para lo cual, la Comisión Europea no ha tenido más remedio que convocar a los países adscritos para mantener una reunión con la finalidad de gestionar este giro que se generado con la pandemia de la COVID-19.

España solicita dar una respuesta coordinada

Esta convocatoria comunitaria es debido a las diferentes medidas que se están tomando entre los miembros de la Unión Europea. Hasta el punto de que los gobiernos de Italia, Países Bajos, Bélgica o Irlanda han decidido suspender los enlaces aéreos con destino al Reino Unido. Mientras que por el contrario, otros, como por ejemplo España, no han tomado todavía una decisión sobre cómo afrontar este nuevo reto que se deriva de la expansión de la COVID-19.

Aunque desde el gobierno de Pedro Sánchez se haya solicitado dar “una respuesta coordinada” una vez conocidas las actuaciones de estos países de forma unilateral.

Mutación del virus: se propaga más rápido

Todos estos movimientos en el seno de la Comisión Europea son como consecuencia de la aparición de una mutación en el Reino Unido.

Al punto de que los científicos de este país creen que se propaga con mayor rapidez y además es mucho más complejo de detectarlo. Provocando, por tanto, un escenario que está preocupando mucho a las autoridades comunitarias ante el riesgo de que se pueda expandir también en sus países en los próximos días.

A pesar de las medidas restrictivas que se han puesto en marcha en muchos de ellos, con una limitación de movimientos muy importantes para la Navidad. Y que han llevado incluso a confinamientos perimetrales para tratar de hacer frente a los efectos del virus. Ante la posibilidad de que pueda llegar una tercera oleada en el patógeno en las vías respiratorias.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!