El Congreso de los Estados Unidos aprobó el viernes un proyecto de ley relacionado con los gastos provisionales de dos días y logró evadir el cierre parcial del Gobierno, además de ganar más tiempo para las lentas y frustrantes negociaciones finales sobre la aprobación un plan nacional de ayuda económica del COVID-19, el cual se calcula que alcance la cifra de 900.000 millones de dólares.

Los debates que se realizan en el Congreso sobre las ayudas económicas para los ciudadanos y empresas ante los efectos devastadores ocasionados por el virus siguieron su curso, pero alcanzar acuerdos finales ha resultado difícil; informaron senadores y diputados.

La Cámara aprobó esta semana el proyecto de ley de financiación temporal, por medio de 320 votos a favor y 60 en contra. Mientras, en el Senado fue aprobado por votación oral. Inmediatamente después, el presidente estadounidense, Donald Trump lo firmó el viernes por la noche.

El senador republicano, Mitch McConnell, informó que ambas partes siguen decididas a cerrar el acuerdo, inclusive cuando los demócratas lanzaron una campaña concertada con el objetivo de bloquear el esfuerzo de los republicanos para tener el control de los poderes crediticios de emergencia pertenecientes a la Reserva Federal.

Al respecto, los demócratas argumentaron que la propuesta republicana podría privar al presidente electo, Joe Biden de ‘herramientas cruciales’ para administrar la economía cuando asuma el cargo como mandatario de esta nación de Norteamérica.

Las negociaciones en torno al plan de ayuda económica por la crisis sanitaria del Coronavirus continuaron hasta el viernes por la noche en el Congreso estadounidense, sin embargo, no era probable que se llegara a un acuerdo antes del sábado, explicaron legisladores y asesores. A los legisladores de la Cámara se les informó que no tendrían que presentarse a trabajar este sábado, pero que era probable una sesión dominical.

Se prevé que el Senado vote sobre las nominaciones.

El coronavirus deja más de 3.000 víctimas mortales diarias en E.U.A.

El paquete de ayuda económica de 900 mil millones de dólares llega justo cuando la pandemia está generando temible aumento, matando a más de 3.000 personas contagiadas diariamente y sobrecargando el sistema de salud y emergencias médicas del país.

Mientras las vacunas contra el COVID-19 están en camino, la mayoría de los ciudadanos estadounidenses no las recibirán durante meses. Por otra parte, las solicitudes de indemnización por situación de desempleo están en aumento en varios estados.

Empresas y ciudadanos estadounidenses podrían recibir ayudas económicas por la pandemia

El acuerdo emergente podría entregar más de 300.000 millones de dólares en ayudas económicas a las empresas y proporcionaría a los desempleados un beneficio de desempleo federal adicional calculado en unos 300 dólares semanales y la renovación de todos los beneficios estatales, que de otro modo expirarían justamente después de la temporada de Navidad.

El plan de ayuda también incluye pagos directos de al menos, 600 dólares para los ciudadanos estadounidenses, fondos económicos para la distribución a nivel nacional de las vacunas y dinero para apoyar a inquilinos, el servicio postal, escuelas y la gente que requiere de ayuda alimentaria, debido a los efectos perturbadores que la pandemia de coronavirus ha ocasionado en los ingresos económicos de muchas personas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!