El Parlamento de Escocia ha aprobado por unanimidad la ley que garantizará el suministro gratuito de tampones y compresas, en general, de productos de higiene que se usan durante la menstruación.

El proyecto presentado recibe el nombre de Period Products (Free Provision), en español Productos para el Período (suministro gratuito).

Lo ha defendido Monica Lennon, representante de la Secretaría de Salud y Deporte del Gobierno de Escocia.

Las compresas y los tampones ya eran gratuitos para estudiantes universitarias y de secundaria

Sin embargo, Escocia ya había sido pionera a la hora de hacer más accesibles este tipo de productos. Hasta ahora, ya se ofrecían tampones y compresas sin ningún tipo de coste para estudiantes universitarias y de secundaria. A partir de este momento y por ley se consideran estos artículos como esenciales y serán gratuitos para todas aquellas mujeres que lo necesiten. Para garantizar esta medida, estos artículos deberán ser dispensados sin ningún tipo de coste en todos los edificios públicos de la región.

Las autoridades han expresado su orgullo hacia la aprobación de esta nueva medida, que la portavoz de la Secretaría de Salud y Deporte, Monica Lennon, califica de 'práctica y progresista'. Por su parte, Nicola Sturgeon, Primera Ministra de Escocia, ha manifestado su orgullo y la describe como una ley 'importante para las mujeres y niñas' y que pone al país al frente de un paso histórico.

En otros países, como Australia, Canadá, Colombia, India, Nicaragua y Nigeria, no se aplica ningún tipo de impuesto sobre el precio de dichos artículos.

En el Reino Unido, por otra parte, redujeron dicho impuesto al 5 %, ya que la Unión Europea imposibilitaba el hecho de eliminarlo totalmente.

La conocida como 'tasa rosa'

La 'tasa rosa' designa el precio superior que en muchas ocasiones se debe pagar por ciertos productos dirigidos a mujeres, en comparación con su versión masculina. Esto ocurre en desodorantes, cuchillas de afeitar y otros productos de cuidado personal.

El caso de las compresas y los tampones es ligeramente distinto. Solo se dirige a una parte de la población y como ha declarado el Gobierno de Escocia, son productos básicos y por tanto, deben estar al alcance de todas las personas que lo necesiten. En el caso de España, todos aquellos artículos para la menstruación, como compresas, tampones y copas menstruales cuentan con un 10 % de impuestos añadidos.

El Gobierno, formado por el PSOE y Unidas Podemos, anunció el año pasado que en su mandato reducirían el IVA que se les aplica, y lo rebajarían del 10 % al 4 %. No obstante, todavía no se han tomado estas medidas.

Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!