Úrsula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, señaló que lamenta que el Gobierno de Boris Johnson haya incumplido con los acuerdos planteados en el protocolo de Irlanda del Norte. La Comisión Europea le otorga un plazo de un mes al Reino Unido para que realice las correcciones pertinentes para resolver la situación causada por la Ley del Mercado Interior, con la que Johnson quiere dejar sin efectos los compromisos adquiridos. De no ser así, el expediente pasará al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La ley propuesta por Johnson y el incumplimiento del Brexit

Con la Ley del Mercado Interior propuesta por Boris Johnson, el Reino Unido estaría violando algunas de las disposiciones del acuerdo del Brexit, concerniente al control de la mercancía en su paso de Irlanda del Norte a Gran Bretaña, al igual que se modifica el régimen de ayuda del Estado.

Esta propuesta de ley recibió la aprobación de la Cámara de los Comunes.

La Unión Europea considera que esta ley permite que el Reino Unido pueda incumplir con los compromisos adquiridos en Bruselas, lo que atenta contra el principio de la buena fe. Esta ley modifica de forma unilateral los términos establecidos para sellar la salida del Reino Unido de la Unión Europea, lo que se considera que constituye una violación de los principios del Derecho Internacional.

El proceso abierto al Reino Unido

En la carta de emplazamiento dirigida a las autoridades británicas y que es el primer paso antes de constituir un expediente sancionador, se le exhorta al Gobierno británico a enviar las observaciones que considere pertinentes en el plazo de un mes.

Una vez recibidas, Bruselas procederá a examinarlas. En el caso de que se siga vulnerando el acuerdo se continuará con el proceso sancionatorio.

Los servicios comunitarios procederán a actuar, emitiendo un dictamen que daría un nuevo plazo a Boris Johnson para cumplir con los acuerdos establecidos. Si el Gobierno británico insiste en su posición e ignora las peticiones de Bruselas, el caso pasaría al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Si el Reino Unido decide adoptar la Ley del Mercado Interior, entrará en una contradicción total con lo que se ha establecido en el protocolo de Irlanda del Norte; además rompería la confianza entre las partes frente a un proceso de negociación de un acuerdo comercial.

El Reino Unido prepara su respuesta

El Gobierno británico si tiene estimado contestar la carta de emplazamiento, según lo declarado por un portavoz del Gobierno, y defiende la introducción de las modificaciones al protocolo de Irlanda del Norte. El argumento se basa en la necesidad de crear un sistema de seguridad legal destinado a proteger un mercado único en el Reino Unido, asegurar el cumplimiento de las obligaciones con Irlanda del Norte y proteger los progresos alcanzados en el proceso de paz.

El Gobierno de Johnson ya ha establecido precedentes al desconocer en varias ocasiones la declaración política que acompaña al acuerdo sobre el Brexit y ha creado situaciones que dificultan el proceso de negociación.

Pero a pesar de esto la Comisión Europea no tiene planteado levantarse de la mesa de negociaciones. Esta semana se está llevando la novena ronda de negociaciones entre el Reino Unido y Bruselas. Las dos partes ya habían anunciado que el acuerdo definitivo debería estar listo en octubre, para que de tiempo de ser ratificado por los respectivos parlamentos.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!