En la noche entre el pasado viernes 11 y sábado 12 en Acerra, un pueblo italiano en provincia de Nápoles, se consumió la enésima acta contra una persona LGTB+, pero esta vez se perdió la vida de la novia de la persona acosada. Se trata de Maria Paola Gaglione, una joven de 18 años que tenía como pareja a Ciro Migliore, un hombre trans con el cual tenía una relación estable, a pesar de la opinión negativa de su familia, sobre todo de su hermano, Michele Gaglione, que fue quien causó la muerte de la chica, provocando un accidente en moto.

Terribles las declaraciones de Ciro, que contó como se consumó el terrible acto que llevó a la muerte de su novia: “Michelle me dijo "tengo que matarte, tienes que parar".

Paola le dijo que ella también estaba en la moto y que tenía que pararse, pero él solo me miraba a mí, no pensaba en ella. Quería matarme. Nos hizo caer al golpear el vehículo. Después de caer fui a ver a Paola para ver cómo estaba, pero su hermano me bloqueó y me golpeó. Fue como una pesadilla

La transfobia sufrida por Ciro

El hermano de Maria Paola, contó que no quería realmente hacer daño a Ciro y a su hermana, solo quería hablar, y lo que pasó, fue un accidente. Esta declaración no corresponde a las palabras de Ciro, que declaró que pocos días antes de la muerte de su novia, el hermano ya había empezado a amenazarlo: “Michele vino a mi casa afirmando que quería cortarme la cabeza, mi madre también estaba allí, puede confirmarlo.

Me dijo que me habría matado y que no debería estar con su hermana”.

“Paola y yo queríamos escapar juntos - agregó - para venir aquí a Acerra a vivir. Cuando se enteraron, su hermano y su padre la golpearon. Era el 13 de julio”. También la Madre de Ciro, que afirmó frente a la prensa italiana que había aceptado hace años la identidad de género de su hijo, remarcó la culpabilidad de la familia de Maria Paola, que no quería aceptar la relación entre los jóvenes por transfobia.

Las declaraciones del hermano de la víctima

El hermano declaró frente a las autoridades policiales, de que todo el hecho fue un trágico accidente: "La perseguí a bordo de mi moto, pero no la maté. Yo no causé el accidente. Solo quería pedirle que volviera a casa: había hecho las maletas y había desaparecido, desesperando a toda la familia".

Pero sus afirmaciones no convencieron a las autoridades de Fortuna Basile di Nola (Nápoles), que eligieron dejar el joven en la cárcel con las acusaciones de homicidio pre-intencional. De hecho, las primeras declaraciones del hermano de la víctima fueron muy distintas: "Quería darle una lección, no matarla, pero ya estaba infectada", había afirmado el joven en un principio; según lo que refiere la agencia de prensa Ansa Italia, frase que evidenciaría la razón, que llevó el hermano de Maria Paola a cumplir el homicidio: la transfobia.

La necesidad de una ley contra la transfobia

La diputada del parlamento italiano Vladimir Luxuria, comentó este acto evidenciando el machismo que se esconde detrás de este terrible episodio, que revela una Italia donde todavía los hermanos se creen tener el poder de elegir sobre la vida de sus hermanas, y de la extrema necesidad de aprobar una ley contra la homo y transfobia en el país, ya que no existen todavía leyes que agraven estos actos violentos por ser LGTB+ fóbicos.

En la tarde de ayer se celebró el funeral de Maria Paola en el pueblo de Caivano. Ciro no pudo participar, por causa de las lesiones que el accidente en moto le provocó. Otra burla de un destino que lo separó de su novia, y todo por la incapacidad de aceptar la diversidad por parte de la familia de ella.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!