“Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”. Con las palabras pronunciadas por Desmond Tutu, primer sudafricano de color, ordenado como Arzobispo anglicano de Ciudad del Cabo hace treinta años, se abre la carta que 75 organizaciones LGTBQ ratificaron en apoyo de las recientes protestas en Minnesota, que empezaron después la muerte de George Floyd, un hombre de 47 años, asesinado por el agente de policía Derek Chauvin, que lo ahogó, poniéndole una rodilla en el cuello durante ocho minutos y 46 segundos.

“Estas palabras, nos recuerdan que la indiferencia nunca puede cerrar la brecha del odio.

Y, hoy, deberían servir como un llamado a la acción para todos nosotros, y para el Movimiento por la igualdad LGTBQ". Sigue el escrito, recordando el asesinato de las personas transexuales y homosexuales de color en 2020, otras víctimas de la brutalidad policial.

Las víctimas LGTBQ de la violencia policial estadounidense

Entre estas personas nominadas, figura Breonna Taylor, de Louisville, asesinada en su mismo hogar, después que algunos agentes irrumpieron en su casa disparándole ocho veces mientras dormía, y Ahmaud Arbery, cuyo asesinato por mano de vigilantes blancos en Brunswick, se volvió viral en las redes sociales.

La carta, evidencia la terrible presencia del odio racial en la sociedad estadounidense, tan presente, como los ideales que animan la constitución americana.

Además, denuncia la violencia perpetrada contra las mujeres transexuales de color, eventos muy frecuentes en esta temporada, y la muerte de doce personas de la comunidad LGTBQ en este año.

El orgullo LGTBQ como lucha contra la brutalidad policial

“Reconocemos que no podemos permanecer neutrales, ni la conciencia sustituirá a la acción. La comunidad LGBTQ conoce el trabajo de resistir a la brutalidad y la violencia policiales”, continúa el texto, haciendo referencia a las motivaciones que provocaron el nacimiento del primero orgullo LGTBQ en el año 1969, en Nueva York: resistir a la violencia policial, que en la época, se desfogaba sin control contra la comunidad LGTBQ.

La lucha contra el racismo como objetivo de la comunidad LGTBQ

Fue un evento que marcó la historia, que representó el deseo de una comunidad unida, que no quería más aceptar abusos por parte de una sociedad incapaz de entender la diversidad. Un problema que aflige la comunidad afroamericana, y la motivación por la cual el movimiento LGTB se suma a la lucha contra el racismo y la violencia contra las personas de color, afirmando que sus objetivos de igualdad, tienen que ser integrales con el conseguimiento del antirracismo y el fin de la supremacía blanca.

"Este momento requiere que vayamos más allá: que hagamos compromisos explícitos para adoptar el antirracismo y poner fin a la supremacía blanca, no como corolarios necesarios para nuestra misión, sino como parte integral del objetivo de la igualdad total para las personas LGBTQ", declara la carta, que por sus contenidos, fue firmada por muchas asociaciones que se ocupan de derechos humanos, como la "Unión Estadounidense de Libertades Civiles", el "Proyecto Trevor" y grupos estatales LGBTQ, como "Equality Arizona", "Equality California" y "Equality Florida".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!