Meghan Markle y el príncipe Harry han decidido dar un paso más atrás y renunciar a sus títulos monárquicos. Así lo ha anunciado el Palacio de Buckingham a través de un comunicado hecho público este sábado, en el que también informan de que la pareja dejará de recibir fondos públicos.

Los Duques de Sussex dejarán de pertenecer oficialmente a la Familia Real británica esta primavera de 2020, aunque aún no hay un día confirmado. Pese a no seguir recibiendo dinero público, Harry y Meghan podrán continuar con los proyectos sociales y las organizaciones en las que ya están trabajando.

La pareja no podrá seguir ostentado los títulos de H. R. M. (Alteza real), por lo que no podrán ser considerados representantes de la monarquía británica ni de la reina Isabel II. No obstante, sí que podrán seguir utilizando el título de Duques de Sussex.

Meghan Markle y el príncipe Harry también se han comprometido a devolver el dinero público empleado en la reforma de Frogmore Cottage.

Esta histórica vivienda ubicada en Windsor seguirá siendo el hogar de la pareja en el Reino Unido.

Isabel II: 'Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de mi familia'

A través del comunicado del Palacio de Buckingham, la reina Isabel II ha querido opinar sobre lo sucedido con la pareja en los últimos días. “Reconozco los desafíos que han experimentado como resultado de un intenso escrutinio en estos últimos años”, ha confesado la monarca antes de añadir que apoya su “deseo de una vida más independiente”.

Isabel II también ha confesado que su nieto, Meghan y Archie, refiriéndose al hijo de la pareja, siempre serán “miembros muy queridos” de su familia. Además, ha querido dedicar unas palabras a la actriz, de quien confiesa sentirse “orgullosa” por lo rápidamente que se convirtió en un miembro más de la familia. Finalmente, la reina les ha dado su beneplácito para que empiecen una “feliz y pacífica nueva vida”.

El anuncio provoca una crisis en la monarquía británica

El anuncio de la renuncia oficial de los títulos de Meghan y Harry llega poco más de una semana después de que la pareja anunciara por sorpresa su intención de apartarse de la Familia Real. Esta inesperada decisión provocó una crisis en la monarquía británica que a día de hoy sigue dando de qué hablar.

Los Duques de Sussex explicaron a través de un comunicado publicado en su cuenta de Instagram su decisión de dar un “paso atrás” como miembros de la realeza. La pareja confesó que este anuncio llegaba “tras meses de reflexión” y su objetivo es crear un “nuevo papel” dentro de la monarquía británica.

El pasado octubre, Meghan Markle y el príncipe Harry confesaron en una entrevista el acoso mediático que estaban sufriendo incluso desde antes de su boda, en mayo de 2018. Este acoso ha sido especialmente duro con la actriz, quien ha llegado a sufrir comentarios racistas por su ascendencia afroamericana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!