Estados Unidos ha tomado una decisión que ha provocado polémica, a nivel mundial: ha dejado de considerar ilegales los asentamientos por parte de las fuerzas israelíes en la zona de Cisjordania. De esta manera, Washington ha decidido romper con la postura que ha mantenido durante la friolera de cuarenta años. Un giro de 180 grados en la posición que ha defendido Estados Unidos sobre los asentamientos de las fuerzas israelíes en el territorio de Cisjordania.

El Ejecutivo liderado por Donald Trump ha decidido romper con una posición defendida a lo largo de cuatro décadas.

Washington ha dejado de defender la idea de que la ocupación de los territorios de Cisjordania va en contra del derecho internacional.

El responsable de hacer pública esta decisión ha sido Mike Pompeo, actual secretario de Estado

Según ha explicado el propio Pompeo, después de estudiar, de manera minuciosa, todos y cada uno de los argumentos del debate jurídicos, se ha considerado que el establecimiento de las mencionadas colonias civiles de Israel en territorio de Cisjordania no son contrarias al actual derecho internacional.

Y, ha querido recordar que ya en el año 1981, el presidente Ronald Reagan llegó a defender que los susodichos asentamientos no eran ilegales teniendo en cuenta la definición sobre la ilegalidad.

Con este paso, Netanyahu recibe un gran apoyo para llevar adelante una de sus grandes promesas electorales: anexionar Israel con el valle del Jordán, en la tierra prometida de los judíos, que se encuentra dentro de la frontera de Cisjordania.

Pompeo ha defendido este paso asegurando que Estados Unidos, lo único que han hecho es reconocer la realidad que se está viviendo en el terreno. A lo largo de todos estos años, defender la idea de que los asentamientos eran ilegales no ha funcionado para nada. Y, ante las preguntas de los periodistas ante un efecto negativo, de este cambo de actitud de Estados Unidos, en las negociaciones de paz que están teniendo lugar entre los palestinos e israelíes, cuya reclamación del mencionado territorio podría ser fundamental en el futuro Estado.

La Unión Europea se muestra en contra de la decisión de Estados Unidos

Este apoyo por parte de Estados Unidos se puede considerar como el primer paso para tener el apoyo por parte de la comunidad internacional.

Federica Mogherini, alta representante de la política Exterior en la Unión Europea, no ha tardado en mandar un comunicado donde reitera que la Unión Europea no va a cambiar su posición a pesar de la decisión de Washington, que critican duramente.

Según Mogherini, todos y cada uno de los asentamientos son ilegales si se tiene en cuenta el acuerdo internacional y erosionan la posibilidad de encontrar una solución para los dos estados.

Por eso, vuelve a pedir a Israel que ponga fin a este tipo de acciones para lograr la paz en la zona.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!