El presidente norteamericano, Donald Trump, cumplirá con el acuerdo pactado entre demócratas y republicanos, en el que se incluye un plan de financiación que no cubren con las expectativas que se tenían, para comenzar la construcción del polémico muro con México. Pero al parecer, planea declarar una emergencia natural, para utilizar los fondos para catástrofes naturales como fuente de financiamiento.

Esta información fue conocida por Mitch McConnell, quien ha apoyado sin titubear la medida, y que formaría parte de una estrategia para evitar otro cierre parcial del Gobierno y para poder seguir adelante con su promesa de construir el muro.

El cierre parcial del Gobierno por falta de un acuerdo

En el Congreso se ha estado discutiendo todo el proceso de financiación administrativa para todo el año. Sin embargo, los fondos para la construcción del muro con México, que son parte de los recursos para seguridad fronteriza, se han convertido en una verdadera guerra, que evitó el acuerdo presupuestario el pasado mes de diciembre, y que condujo a la paralización de fondos, lo que llevó al cierre parcial del Gobierno por más de un mes.

Sin embargo, el día 26 de enero, Trump, cedió, lográndose un pacto entre los legisladores de ambos bandos, esperando por ser votado este jueves en la Cámara de Representantes y en el Senado, para que pueda ser firmado por Trump, y evitar así otro cierre de Gobierno.

Pero, de darse la declaración de emergencia nacional, tomando como argumento el incremento en el flujo migratorio, se comenzaría de nuevo otra batalla legal, y que acabaría con la esperanza que pudiese haber una colaboración más estrecha entre los legisladores.

La batalla de Trump por la financiación del muro con México

Una de las grandes promesa electorales del actual presidente fue la construcción del muro con México, con un coste de 25.000 millones de dólares. Donald Trump estaba pidiendo la cantidad de 5.700 millones para comenzar la construcción, pero solo obtuvo 1.375 millones, destinados a vallas y barreras, pero no al muro de concreto.

Pasado el descontento por los resultados obtenidos, el presidente puede tener una carta bajo la manga, y declarar una emergencia nacional, y así poder seguir adelante con el inicio de la construcción de la polémica muralla.

Esta emergencia se justifica, según la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, para poder evitar la crisis humanitaria y de seguridad que se está presentando en la frontera.

El dinero aprobado, no fue solo para vallas y barreras, sino también para aumentar el número de guardias fronterizos, mejorar la vigilancia e incrementar la ayuda a los inmigrantes detenidos, y seguir financiando a la policía de inmigración, aunque algunos sectores quieren acabar con ella.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más