El Gobierno Federal norteamericano declaró como “legal” que la empresa Defense Distributed, radicada en Texas, continúe con su actividad de distribución por internet de planos para la construcción de armas impresas en 3D. Ante tal medida, los Fiscales Generales de los estados de Washington, Massachusetts, Connecticut, Nueva Jersey, Pensilvania, Oregón, Maryland y Nueva York y el Distrito de Columbia presentaron una demanda en contra de la Administración de Trump.

La demanda fue presentada ante el Tribunal de Distrito para el Distrito Occidental de Washington, con sede en Seattle. La misma, busca que se le prohíba a Defense Distributed, la distribución de planos para la fabricación de armas a partir del 1° de agosto. Vale señalar que con dichos planos y una impresora 3D es posible fabricar desde una Glock 19, hasta un fusil AR-15.

Armas sin serial ni posibilidad de rastreo

Para los demandantes, el permitir la distribución libre mediante internet de planos que permitan a las personas construir armas desde sus hogares es un peligro.

Al respecto la Fiscal General de Nueva York, Barbara D. Underwood, quien encabeza el grupo de los demandantes, ha señalado que “Es simplemente una locura, dar a los criminales las herramientas para construir pistolas no detectables y no rastreables, impresas en 3-D con solo apretar un botón. Sin embargo, eso es exactamente lo que la Administración Trump está permitiendo".

Las declaraciones de Underwood no son infundadas.

En efecto, basta con contar con una impresora 3D (cuyo costo de mercado puede rondar los 200 dólares), el polímero que sirve de material y un percutor, además de los planos, para construir una pistola desde casa. El riesgo y peligro se hace aún mayor, si a lo anterior se le agrega que el arma construida no tiene seriales y por lo tanto sería de imposible rastreo para las autoridades.

Por otro lado, Cody Wilson, director de Defense Distributed, no ha tenido el menor disimulo en defender su producto y actividad, al señalar que "estás haciendo un artículo idéntico que de otro modo manejarías, comprarías y dispararías, por lo que se siente de la misma manera”.

No obstante, esta posibilidad de construcción de armas caseras, tan efectivas como un arma real, podría afectar aún más las situaciones por tiroteos y matanzas que ha vivido EE.UU. durante los últimos años.

La posibilidad de que el tribunal suspenda la distribución de planos

Por su parte, entre los demandados por los fiscales generales se encuentran el Secretario del Departamento de Estado, Mike Pompeo, así como la propia Defense Distributed.

Hay que resaltar que, aún sin la asistencia o presentación de los demandados, el órgano jurisdiccional puede emitir una orden restrictiva de distribución de planos antes del 1° de agosto.

En todo caso, el Gobierno de Trump muestra su disposición en cuanto a la posibilidad de que se distribuyan planos para la construcción de armas en 3D. Ello hace suponer que es sólo cuestión de tiempo para que cada ciudadano estadounidense pueda crear su propio arsenal casero.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más