Argentina establece un "no" a la legalización del aborto y la gratuidad de su atención en los hospitales. La decisión fue tomada por la cámara del Senado argentino, tras más de 16 horas de debate sobre si el aborto debía ser libre, y por tanto pagado por el sistema de salud pública. En este sentido, con una votación de 38 votos en contra y 31 a favor, la propuesta fue rechazada.

El grupo por el "sí", auto denominado “ola verde”, hizo un campamento en las afueras del Senado, frente al obelisco.

Del otro lado, el grupo por el "no", denominado “celeste”, también estaba en vigilia. Ambos frentes esperaron bajo la lluvia a la decisión definitiva. Tras conocerse el resultado, se han reportado diferentes protestas, encabezadas principalmente por los grupos feministas pertenecientes a la ola verde.

La ola verde y su política a favor del aborto

El proyecto legislativo, que había sido aprobado meses atrás por el congreso, pretendía que el aborto fuese considerado legal, y que por tanto debería ser atendido de forma gratuita en los hospitales.

Uno de los principales argumentos esgrimidos por las féminas, en pro del aborto, es que existe un elevado número de mujeres que está muriendo al acudir a un centro clandestino para realizarse un aborto.

Según cifras oficiales del Ministerio de Salud, en el 2016 murieron más de 43 mujeres por dolencias, enfermedades e infecciones relacionadas con estas prácticas. En este sentido, es común que mujeres de escasos recursos económicos acudan a centros, sin la salubridad necesaria, para realizarse una interrupción del embarazo, al no poder pagar una institución de salud privada.

La senadora y portavoz de los grupos pro aborto, Norma Durango, señaló que: “Las mujeres están solas. El varón aborta antes, desapareciendo. Por eso este es un problema de mujeres. Los abortos se hacen y el debate hoy es por el aborto legal o ilegal”. Lo anterior se produjo en clara referencia a la corriente que postula que los hombres no deberían opinar sobre el tema del aborto.

¿Qué dicen los grupos a favor de la vida?

Por su parte, los grupos pro vida y contrarios al aborto señalan que tras una medida económica, como lo es que el aborto sea gratuito, se pretende esconder la legitimación para el asesinato de una vida.

Asimismo, señalan que a pesar de existir un número oficial de mujeres que mueren consecuencia de abortos ilegales, no existe un número de infantes en gestación muertos, consecuencias de abortos, durante el mismo período.

Las diatribas entre ambos grupos se trasladaron al Senado, en donde ambos frentes protagonizaron discursos encendidos. Una de las intervenciones más esperadas fue la de Cristina Fernández de Kirchner, quien reafirmó su postura en favor de la propuesta por "Aborto legal, seguro y gratuito".

No obstante, las palabras de Fernández no fueron suficientes para frenar la corriente que defendía el derecho a la vida del feto por nacer, por encima de la voluntad de la madre que desea abortar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más