En medio de un ambiente revuelto en protestas, pancartas y un hinchable con forma de bebé parecido a él, Donald Trump llegó al Reino Unido ayer. El mismo día de su llegada emite una entrevista un tanta polémica, como es de costumbre, a reporteros del diario The Sun, en la que se le vio atacar a distintas partes con sus palabras.

Declaraciones de Trump

En el reportaje que el periódico publica, el presidente estadounidense aseguró que a Gran Bretaña se le esta desvaneciendo su cultura por culpa de la inmigración.

Trump, quien ha causado conmoción los últimos días por sus políticas antiinmigratorias, entre ellas la que separa a niños de sus padres, expresó que al mirar alrededor se pueden notar cambios en comparación con lo que existía 10 o 15 años atrás. En este mismo sentido, catalogó como “una pena” las diferencias que la población ha estado experimentando, y a su vez lamentó las corrientes migratorias que han llegado a Europa.

Además, aprovechó la oportunidad para hacer un llamado de atención.

“A menos que se pongan en acción de manera inmediata, jamás será lo que antes fue. Y no me refiero a una manera positiva. Por eso creo que dejar que entren a Europa esos millones de inmigrantes resulta triste”, explicó. Pero en otro ámbito, el presidente norteamericano admitió no sentirse bienvenido. “Acostumbraba adorar como ciudad a Londres. No había estado desde hace mucho tiempo. Pero cuando te muestran que no eres bien recibido, ¿por qué me voy a quedar?”, añadió.

Trump asegura ser querido en el Reino Unido

No obstante a toda la protesta y rechazo que ocasionó su visita, Donald Trump fue capaz de asegurar que era querido. “Bastante gente está encantada. He recibido miles de mensajes de personas de Gran Bretaña que adoran al presidente de EE. UU”. Inclusive, llegó a osar de su aceptación asegurando que, si el país de Europa realizase una encuesta, él figuraría con fuerza.

De esta misma forma comunicó sentir gran amor por el país británico y expresó tener intereses en común con la población.

Referente al enorme hinchable que llamaron “Bebé Trump”, el cual flotaba este viernes sobre los cielos londinenses, el presidente de Estados Unidos no tuvo mucho que opinar. “Pienso que cuando desplegaron el globo para incomodarme, no existe motivo para que me dirija a Londres”, dijo.

Críticas a May

La primera ministra, Theresa May, no quedó exenta de críticas por parte del mandatario estadounidense. En la misma entrevista ofrecida al medio de comunicación, reveló las perspectivas donde difiere con May en torno a la manera de cómo está conduciendo el Brexit. Trump declaró haberle dicho “cómo hacerlo”, pero asegura que ella tomo otro camino al no escuchar sus recomendaciones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más