Tras nueve días de búsqueda fueron ubicados los 12 jóvenes y su entrenador que habían emprendido una expedición en la zona, y que quedaron atrapados en lo profundo de una cueva producto de inundación.

Los jóvenes fueron encontrados en una pequeña zona que se encontraba sobre el nivel de las aguas, con una temperatura de 26°C. Pero ahora el reto parece ser mayor a la hora de extraerlos del lugar, y es que ésta tarea puede tardar meses, tiempo en el cual los jóvenes podrían sufrir daños físicos y psicológicos.

Daños físicos y psicológicos

Tras observar varias imagenes y videos de la localización de los jóvenes, la doctora Sarita Robinson, de la escuela de psicología en Inglaterra, específicamente de Lancaster, manifestó verlos en buen estado y alertas. Observó una actitud positiva y calmada en ellos, lo que es una buena señal de que han estado convencidos que en cualquier momento llegarían por su rescate.

De igual manera se informó que por haber permanecido nueve días sin comer, estaban debilitados físicamente, pero ya se puso en marcha un plan para mejorar sus condiciones físicas y mentales. Para éste trabajo están colaborando siete buzos, entre los que se encuentran un medico y un enfermero, quienes a su vez se encargan de examinarlos y suministrarles tratamiento medico necesario. El ejercito de Tailandia ,organismo encargados de coordinar el rescate, se ha dado la tarea de suministrar los alimentos y medicamentos necesarios para las 13 personas, mientras se terminan de finiquitar los detalles de la extracción.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Supervivientes

Los daños psicológicos podrían presentarse por la larga espera mientras se programa el rescate, ya que se habla de varios meses, pues las autoridades han dicho que no quieren correr ningún tipo de riesgo.

Importancia de mantener estable la salud mental y física

La doctora de la universidad de Lancaster asegura que lo primordial es mantener su salud física, y suplir sus necesidades básicas como agua potable, alimentación y cobijo.

A falta de alguno de éstos se puede desatar una reacción en cadena, deshidratación, hambre o padecer de frío, factores que conllevan al mal funcionamiento cerebral y a su vez, esto puede llevar a tomar malas decisiones.

Para evitar cualquier eventualidad de éste tipo, los SEALS, que son las fuerzas especiales de Estados Unidos, se ofrecieron para acompañar a los jóvenes en el lugar por cuatro meses o hasta que retrocedan las aguas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más