Hasta hace poco las renegociaciones relacionadas con la firma del TLC entre México, Canadá y Estados Unidos estaban estancadas. La mesa de negociación llevaba hasta la fecha casi un año debatiendo, al parecer el día viernes ya se encontraban cerca de un acuerdo. El presidente de México, Peña Nieto afirmó que para el mes de agosto era muy probable que concluyesen la negociación.

El mandatario explicó que estaban comprometidos a darle celeridad al proceso, palabras que reafirmaron Steven Mnuchin y Robert Lightizer, secretario del Tesoro y representante del Comercio exterior respectivamente.

Firmas en puerta

Tanto Peña Nieto como Steven Mnuchin y Robert Lightizer aseguraron que las negociaciones avanzaban a una velocidad impresionante. Los mismos están muy esperanzados y optimistas en que llegaran a un acuerdo, a pesar de llevar casi un año de negociaciones. Estas negociaciones se han visto afectadas por las constantes amenazas del mandatario estadounidense, quien comentó en varias oportunidades que rompería el tratado o en su defecto ejecutaría acuerdos bilaterales con México y Canadá.

Por el momento solo han llegado a acordar las dos terceras partes de los puntos que se negocian, y los especialistas explicaron que los temas que quedan por concluir son los más complejos. Estos van referidos al sector automotriz, la resolución de problemas y una cláusula que solicita la finalización automática del tratado cada cinco años.

De acuerdo con la canciller canadiense Chrystia Freeland, la cláusula iba en contra del propósito general del TLC y su renegociación. Este punto es el que ha presentado mayor polémica entre los países, puesto que sus opiniones son totalmente diferentes.

Apoyo oportuno

Los asesores de López Obrador decidieron colaborar con las negociaciones, aunque no forman parte del grupo negociador dan aporte. La celeridad de este proceso es importante para Trump, ya que aseguró que una renegociación exitosa generará fuentes de empleo y mejoras salariales. El mandatario explicó que tanto los estadounidenses como los mexicanos lo merecían, puesto que eran trabajadores incansables.

De no darse la renegociación con éxito el presidente estadounidense tomará un camino diferente, es decir que las amenazas de los acuerdos bilaterales serán un hecho. Peña Nieto supo responder al mensaje de Donald Trump, pues ya puso fecha límite a una negociación que según él había sobrepasado la fecha límite. El mandatario mexicano expuso que su gestión de gobierno siempre estuvo marcada por la amenaza de que no habría TLC, situación que ha querido llevar a cabo antes de entregar el poder del país a López Obrador.

Solo queda esperar que en los pocos días que quedan para llegar al mes de agosto lleguen a un acuerdo en los puntos faltantes por discutir.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más