Michael Cohen, abogado personal desde hace algún tiempo de Donald Trump, afirma que grabó una comprometedora conversación de forma secreta. La conversación fue grabada dos meses antes de celebrarse las elecciones presidenciales, donde su cliente fue electo presidente de los Estados Unidos.

En dicha conversación, ambos hablaron acerca de efectuar pagos a una exmodelo de la afamada revista para caballeros.

La modelo Karen McDougal afirma haber mantenido una aventura con Trump entre los años 2006 y 2007, tiempo en el que Melania Trump recién daba a luz a Barron, el hijo menor de la pareja presidencial.

Al parecer, Trump no actuó fuera de la ley

La información fue suministrada este viernes por algunos medios de comunicación que citaban a personas conocedoras del caso. Entre ellos, está Rudolph “Rudy” Giuliani, exalcalde de Nueva York de 1994 a 2001, quien confirmó la existencia de la grabación.

Sin embargo, Giuliani aclaró que la conversación nunca fue realizada la transacción e insistió que en la grabación se demuestra que Trump no había actuado fuera de ley.

Giuliani también afirmó que no existe prueba alguna de que Trump pagara alguna suma de dinero a McDougal y que, en caso de haberse efectuado, existiría la prueba documental de un cheque, prueba que exigió Trump a los que lo acusaban.

En el mes de abril, durante el registro del despacho de Cohen, el Buró Federal de Investigación (FBI) ha conseguido la grabación, por lo que el Departamento de Justicia está investigando al abogado por un delito contemplado en la ley electoral americana, por estar penado este tipo de actuación.

El caso de Stormy Daniels

Este evento recuerda el caso de Stormy Daniels, la actriz de películas pornográficas, a quien Cohen canceló 130.000 dólares para evitar que divulgara la relación que mantuvo con Trump en 2016.

En algunos medios se afirma que la actriz ha interpuesto una demanda tratando de romper el acuerdo de confidencialidad firmado y que le impide hablar del encuentro en cuestión.

La modelo alegó que firmó el convenio con información engañosa y bajo presión, acusando además al mencionado abogado. El FBI investiga de cerca el caso y los fiscales sienten gran interés por determinar si los pagos violaron las leyes federales relacionadas con el financiamiento de la campaña electoral del presidente Trump.

Existe un latente peligro de carácter legal y político en virtud de toda la información que pudiera manejar el abogado Cohen, quien, según algunos medios de comunicación, pareciera estar dispuesto a cooperar con las investigaciones sobre Trump.

Estos síntomas de cooperación por parte de Cohen surgieron de la afirmación que hizo en una entrevista en la cual afirmó que la mayor lealtad que tiene es para su familia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más