El conflicto en Medio Oriente no ha sido un secreto para nadie, ya que la disputa económica, política y territorial es un tema de nunca acabar y a merced de comenzar una guerra en cualquier momento. Cada país del Medio Oriente involucrado de dicho conflicto tiene sus aliados.

Pero un tema muy particular es que el gobierno de China ha logrado establecer relaciones con Irán, Arabia Saudita e Israel al mismo tiempo, sabiendo que éstas tres naciones son enemigas abiertamente.

China afirma vínculos con los países del Medio Oriente

La poderosa nación de China ha puesto en marcha una estrategia para concretar relaciones con los países del Medio Oriente desde los últimos años, y la más reciente fue éste año, en el mes de junio, cuando el mandatario de Irán Hasan Rohaní visitó China.

En el año 1979, comenzó a fortalecerse la relación entre Irán y China, año en el que se dio la revolución islámica, con los rehenes en la embajada de los Estados Unidos, y más adelante, en el periodo entre 1980-1988, durante la guerra entre Irán e Irak, China se dio la tarea de suministrar armas a los iraníes.

Más adelante, a inicios de la década pasada, a pesar de las sanciones que los Estados Unidos y la Unión Europea imponían a Irán para impedir el desarrollo su programa nuclear, China se mantuvo firme en sus relaciones económicas e intercambios comerciales.

Decisión inteligente de China

En el año 2010 Pekín decidió apoyar las sanciones contra Irán en la ONU, pero ésto solo fue un movimiento inteligente por parte de China para beneficiar a ambas naciones, ya que Irán podía comercializar su petroleo de manera fácil, y China lograba introducir al mercado sus productos sin ningún tipo de competencia.

Recientemente, Estados Unidos decidió abandonar el acuerdo nuclear entre 6 de las naciones más poderosas del mundo e Irán, China tiene una nueva oportunidad para beneficiarse teniendo relación para que Teherán no se quede aislado.

Luego del retiro de muchas compañías europeas de territorio iraní, China tiene el terreno libre para comercializar sus productos casi sin ningún tipo de competencia. Pero a pesar de esto, hay grandes compañías en la rama de la telecomunicación como ZTE y Huawuei que han sido investigadas por los Estados Unidos por mantener relaciones con Teherán.

Con Israel mantienen una relación que incluso se presume crece de manera insospechable, muestra de ésto es un acuerdo que se realizó donde la nación China e Israel firmaron acuerdos bilaterales por $25.000 millones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más