Con motivo de la reunión para analizar la creación de centros cerrados para inmigrantes en suelo europeo, se ha dado la primera visita del presidente Sánchez en el exterior, que ha tenido lugar en el Palacio del Elíseo de París con el presidente francés Emmanuel Macron, donde se reunieron para debatir la respuesta que debe dar la Unión Europea sobre el tema migratorio.

Los mandatarios proponen dar soluciones eficientes al problema de los inmigrantes

Macron expone que no se debe tratar caso por caso, sino establecer una ruta clara de solidaridad de toda la Unión Europea.

El presidente francés propone que se creen centros cerrados para inmigrantes en suelo europeo, propuesta que ya ha discutido con la canciller alemana Angela Merkel. En dichos centros, se revisarían los expedientes de cada persona que solicita el asilo y se devolverían a su país los que no cumplan los requisitos.

El mandatario español ha propuesto centros de desembarco en suelo europeo y también se ha manejado la idea de crear centros de migrantes fuera del bloque europeo.

Estos temas serán discutidos por los líderes europeos en sus reuniones del domingo y del jueves próximo.

La propuesta de Macron tiene por finalidad organizar el otorgamiento de asilo a los inmigrantes y dar una respuesta rápida a cada caso, así como devolver acompañadas a su país de origen a las personas que no cumplan los requisitos para optar al asilo. Estos centros estarían financiados por la comunidad europea y tendrían la participación para asegurar el respeto a los derechos humanos por diferentes organizaciones como la Cruz Roja y organizaciones pertenecientes a la ONU.

Fractura en las relaciones de los países de la UE por el tema migratorio

Luego del episodio ocurrido días atrás con los inmigrantes del Aquarius, donde Italia y Malta se negaron a dar acogida a las personas que solicitaban desembarcar en sus territorios, podría presentarse distanciamiento en las relaciones de los países de la Unión Europea por las diferencias en cuanto al tema migratorio. Una de las intenciones de las reuniones entre los líderes de la Unión Europea es unificar criterios y sobre todo captar a Italia como un aliado para esta causa.

Los gobiernos de Macron y de Sánchez se mostraron estar de acuerdo con el relanzamiento del Proyecto Europeo. El presidente Macron al final de su intervención criticó a los países que se benefician de la solidaridad de la Unión Europea, pero cuenta con estos en el momento de apoyar el tema migratorio.

Mientras Francia y España afianzan relaciones y acuerdan cooperación, en Italia el Ministro de Desarrollo Económico y Trabajo Luigi Di Maio, ha manifestado duramente que el Presidente Emmanuel Macron está haciendo que su país sea candidato a ser el enemigo número 1 de Italia, exponiendo que Italia también tiene crisis migratoria y que el gobierno de Italia oficialmente ha puesto fin al negocio de la migración.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más