Hay una película reciente que es conocida por ser la primera vez que una mujer se pone detrás de las cámaras y la dirige. Su título es La bicicleta verde ( Wadjda, 2012) y la mujer que la dirigió Haifaa Al-Mansour. Una película hermosa que tuvo numerosas nominaciones a diferentes premios y que contaba la historia de una adolescente que sueña con tener una bicicleta y que hace lo posible para tenerla, en una sociedad donde estaba mal visto ver a una mujer en una bicicleta y con una madre repudiada por el padre de su hija.

Lo anecdótico de esta historia era que la directora tuvo que rodar las escenas de exteriores dentro de una furgoneta, dado que las autoridades saudíes no le permitían rodar en la calle, así que se las tuvo que ingeniar para ello.

Un nuevo hito para las mujeres en Arabia Saudí

Todo viene en relación a la noticia de que por fin las mujeres pueden conducir y no depender de un hombre para viajar. Una iniciativa que forma parte de Mohamed Bin Salmán, que tiene la intención de modernizar el país, dada la mala imagen que trasmiten al resto del mundo, con una sociedad tan restrictiva hacia la mujer.

Y es que, nada más pasar la medianoche, decenas de conductoras se lanzaron al volante a respirar esa brizna de libertad que supone poder conducir por las calles de Arabia Saudí.

“Confía el dios y lánzate”

Así reza, nunca mejor dicho, la campaña que la Dirección General de Tráfico Saudí ha lanzado para apoyar a las mujeres con el objetivo de reforzar la seguridad vial y las normas de conducir. .

Parece mentira que algo tan simple como conducir haya sido motivo de disputa por parte del estamento religioso que argumentaban razones religiosas y morales para ello, supongo que porque en los tiempos del profeta no había mujer alguna que condujera un coche por allí.

Pero fuera sarcasmos, vincular código de decencia y pudor para prohibir que una mujer pudiera conducir está fuera de toda lógica humana.

Esta no ha sido la primera de las medidas tomadas, otras por ejemplo como la apertura de cines, conciertos, espacios al aire libre mixtos dejando a un lado la separación por sexos, son algunas de las medidas que el heredero al trono, Mohamed Bin Salman esta tomando con la idea de darle un lavado de cara a un país con tan mala imagen en Occidente a pesar de los intentos de los gobernante europeos de lo contrario, ya que un conflicto como el que está asolando Yemen es silenciado por los grandes medios.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más