El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció un incremento de salario del 95% fijándolo en 1.000.000 Bsf, acompañado con un bono alimenticio de 1.555.500 Bsf dejando un sueldo total mínimo de 2.555.500 Bsf. Este aumento comenzó a ser vigente el 30 de abril. Pero, la inflación es tan grande en Venezuela, que un venezolano con un salario mínimo no puede comprar un pollo, ya que estos sobrepasan el precio, hasta por más del doble.

Actualmente un pollo en promedio tiene un costo de 5. 000.000, aunque puede costar más. Esta cifra es verdaderamente alarmante, y lo que demuestra es la gran crisis económica por la que están atravesando los venezolanos. Muchos han decidido renunciar a su trabajo ya que el salario del empleo no les alcanza para pagar el transporte ni la comida que deben gastar diariamente para trasladarse al trabajo.

Próximas elecciones presidenciales en Venezuela

Mientras, el gobierno se encuentra en campaña porque se tiene destinado unas elecciones presidenciales para el próximo 20 de mayo, elecciones muy controversiales ya que muchas personas las han rechazado firmemente, diciendo que en Venezuela no están dadas las condiciones para ningún tipo de proceso de votación.

La realidad de Venezuela es que la crisis, tanto económica, como de salud y social, sigue incrementándose en el país.

La escasez de productos en general sigue afectando a los venezolanos y una de las frases que más está presente en el diario vivir del ciudadano es “no hay” ya que es difícil conseguir los productos básicos para que las personas tengan una calidad de vida. Los pocos productos que se pueden conseguir tienen un costo muy elevado, solo pocas personas pueden adquirirlos.

Falta de efectivo y deterioro de las Instituciones

Otro problema por el que está atravesando el país es la falta de efectivo.

Los bancos no proporcionan efectivo y las pocas personas que tienen acceso a ellos los venden a un 200, 300 y hasta un 500% de interés. La crisis en las instituciones públicas también está presente, los hospitales, así como las universidades y escuelas están en deterioro. Muchas escuelas han cerrado debido a la crisis severa del país. Niños abandonados y desnutridos se encuentran en muy mal estado, otros tienen que salir a las calles a pedir algo de dinero o de comida para poder sobrevivir.

La mayoría de los niños en Venezuela no están recibiendo una educación ni alimentación adecuada.

La crisis en los hospitales y en las clínicas es algo aterrador, no hay insumos de ningún tipo y los familiares de los enfermos tienen que conseguir todos los productos para que los enfermos tenga la posibilidad de ser atendidos. Las enfermedades y las muertes están elevándose en Venezuela, mientras que los dirigentes políticos de gobiernos no hacen nada por resolver los problemas tan graves que tienen los venezolanos.

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro no tiene ninguna intención de irse del poder, a pesar del rechazo, tanto nacional como internacional, manifiesto en contra de su gobierno.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más