Luego de 2 años, 9 meses y 24 días de haber llegado a un acuerdo, Estados Unidos desertó sobre su acuerdo con Irán en el cual se pedía la ruptura nuclear, por lo que se cambió de opinión para luego sentenciarle con medidas económicas severas a cambio de la misma.

El presidente de los Estados Unidos, mantuvo su postura al momento declarar que el terrible acuerdo nunca se debió concretar y que nunca, ha traído, trae o traerá tranquilidad, dijo que el mismo convenio facilitó de que uranio se beneficiara a cambio de Irán, para que así, una vez transcurrido el tiempo se llegase al filo del rompimiento nuclear. Trump además comentó, que el mismo acuerdo cedió otorgar al régimen iraní millones de dólares, siendo uno de ellos en efectivo; lo que representó vergüenza tanto para él y para representación de su nación.

Este acuerdo que además de por Estados Unidos, estuvo subscrito por el Reino Unido, Alemania, China, Francia, Rusia e Irán, implanta una limitante con respecto al avance nuclear de Teherán evitando la producción de bombas nucleares y que solo se asegure su uso para fines energéticos o médicos.

Autoridades del Organismo Internacional (OIEA), se encargan de inspeccionar las instalaciones de Irán por medio de un monitoreo, análisis de muestras y trabajadores particulares en el terreno, para afirmar su acatamiento al acuerdo establecido. Que sin embargo, según opiniones del mismo organismo (OIEA) ha verificado que la república islámica hasta los momentos cumple con la misma.

La situación actual

Los demás países que forman parte del acuerdo se mantienen en él, pero sin la Casa Blanca, el acuerdo pierde la mayoría de su validez, sin dejar de tomar en cuenta el gran peso económico con que Estados Unidos a nivel mundial, que pesa y mucho en lo financiero, ya que ahora cualquiera de estos países o derivados de este acuerdo no deben tocar instituciones financieras u operaciones en este país, situación altamente difícil

Esto a consecuencia de buscar no ser blanco de las sanciones que Estados Unidos dicto, que pueden ser devastadoras, como por ejemplo lo ocurrido con el banco francés BPN, entidad que recientemente realizo un pago por 7,5 millones de dólares violando el embargo petrolero que la nación Norteamérica [VIDEO] tiene con algunos países, entre ellos, Irán.

Una segunda estrategia

Otra táctica es que, Israel y Arabia Saudita por ser los principales aliados políticos [VIDEO]y militares de Estados Unidos en la región, hace que los norteamericanos se sientan respaldados a la hora de dejar el tratado dejando a un lado los países miembros de la OTAN. El presidente francés, Emmanuel Macron, tomo esta acción como una humillación que esta medida se tomará cuando hace dos semanas visitó al Presidente Trump, donde creyó pudo lograr de que el gobierno estadounidense esperara tiempo a la hora de romper el tratado.