Días antes de que Estados Unidos Junto con el Reino Unido y Francia bombardearan objetivos en Siria en respuesta a un presunto ataque químico, el presidente Trump dijo que Estados Unidos saldría de Siria "muy pronto". Esta semana, la Casa Blanca reiteró esa postura y dijo que "el presidente ha tenido claro que quiere que las fuerzas estadounidenses regresen a casa lo más rápido posible".

La investigación de la OPAQ

El martes, los medios estatales informaron que inspectores internacionales de armas químicas ingresaron a Duma, la ciudad siria al este de la capital donde se sospechaba el ataque con gas venenoso, que mató a más de 40 personas.

El equipo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas llegó 10 días después del supuesto ataque, lo que hace pensar que cualquier evidencia que encuentren los inspectores pueda ser inútil. La OPAQ está investigando informes de que las fuerzas gubernamentales bombardearon sitios en Duma el 7 de abril, cuando la ciudad todavía estaba en poder de los rebeldes y era el hogar de decenas de miles de civiles.

El lunes, el director general de la OPAQ, Ahmet Uzumcu, dijo que las autoridades sirias y rusas habían impedido a sus inspectores ir a Duma y en cambio les ofreció 22 personas para entrevistarse como testigos. Los guardianes del gobierno impidieron a los periodistas en Damasco ponerse en contacto con los inspectores de la OPCW, y la organización con sede en La Haya se negó a comentar sobre detalles operativos sobre el despliegue de Douma.

Opiniones de los países

La primera ministra británica, Theresa May, acusó al gobierno sirio y a su aliada, Rusia, de tratar de ocultar las pruebas y obstruir la investigación.

Los Estados Unidos y Francia han dicho que tienen pruebas de que el ejército del presidente sirio, Bashar Assad, estaba detrás del ataque con gas venenoso, pero no han hecho pública ninguna de esas pruebas. El gobierno sirio y Rusia han negado el uso de armas químicas y acusaron a los rebeldes, con respaldo occidental, de usar tales armas o fingir tal ataque.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, desestimó las acusaciones de que Rusia [VIDEO] estaba tratando de obstaculizar a los inspectores de la OPCW, diciendo que Moscú apoya firmemente su misión a Duma.

Las pruebas encontradas

Alexander Rodionov, de la unidad de protección de armas químicas del ejército ruso, dijo que sus expertos encontraron cloro y componentes para producir gas mostaza en un laboratorio rebelde en Duma.

Dijo que el recipiente con cloro era similar al que se muestra en las imágenes publicadas por los activistas en los días posteriores al 7 de abril.

¿Qué dice Vladimir Putin y Macron?

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo a la canciller alemana, Angela Merkel, que los ataques occidentales violaron el derecho internacional y retrasaron el proceso de paz, dijo el Kremlin. Pero el presidente francés [VIDEO] Emmanual Macron defendió la acción militar en un discurso apasionado y en ocasiones enojado ante el parlamento europeo.

Habló de la "indignación por las imágenes que hemos visto de niños, mujeres que murieron de una