Winnie Madikizela-Mandela, la ex esposa del ex líder sudafricano Nelson Mandela, falleció a la edad de 81 años, según informó su familia en un comunicado este lunes. Winnie era una representante política y una figura contenciosa por derecho propio, una figura icónica en la lucha para poner fin al sistema racista de apartheid impuesto a Sudáfrica bajo el gobierno blanco.

Madikizela-Mandela estuvo casada con Nelson Mandela desde 1958 a 1996. Mandela estuvo encarcelado durante la mayor parte de su matrimonio en la famosa Isla Robben, y el propio activismo de Madikizela-Mandela contra el régimen del apartheid la llevó a ser encarcelada durante meses y años bajo arresto domiciliario.

Declaración de la familia

En la declaración divulgada el lunes, la familia de Madikizela-Mandela [VIDEO]dijo que había "muerto después de una larga enfermedad, por la que había estado ingresada en el hospital desde el comienzo del año." Murió en forma pacífica [VIDEO] en las primeras horas de la tarde del lunes, rodeada de su familia y seres queridos ".

Ciertamente a Madikizela-Mandela se la recordará como uno de los iconos más grandes de la lucha contra el Apartheid. Ella luchó valientemente contra el estado del Apartheid y sacrificó su vida por la libertad del país.

El arzobispo emérito Desmond Tutu, otro ícono del movimiento contra el apartheid, emitió un comunicado el lunes elogiando a Madikizela-Mandela y deseando que descanse en paz y que esté en gloria.

Era persistente en sus creencias

Ella se negó a ceder ante el encarcelamiento de su esposo, el acoso perpetuo de su familia por parte de las fuerzas de seguridad, las detenciones, prohibiciones y destierro.

Su valiente desafío fue profundamente inspirador para generaciones de activistas.

Además fue torturada en varias ocasiones y sufrió el exilio en la aldea de Brandford durante un periodo de ocho años. A pesar de que le prohibieron que participara en cualquier acto político, Winnie apareció varias veces liderando reuniones en la que asistían de miles de personas.

Para sus seguidores, Madikizela-Mandela era conocida como la madre de la nación y su legado perdurará por mucho, a pesar de las condenas penales que tuvo que cumplir, por cargos que van desde fraude hasta secuestro y asalto en los años posteriores al final del gobierno blanco en el sur de África.

Ella se convirtió en miembro del parlamento de Sudáfrica, pero gracias a los escándalos fue fuertemente criticada por el partido del Congreso Nacional Africano, que lidera el país, y que su difunto ex marido llevó durante años después de su liberación de la prisión.

Winnie Mandela y Nelson Mandela se separaron en 1992 y se divorciaron formalmente en 1996.