Fue un Histórico encuentro donde el líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un se encontró con el líder surcoreano, Moon Jae-in y cruzó la línea divisoria que divide ambos territorios para pisar el suelo de Corea del sur, dónde tenían destinado tener una importante Cumbre.

Kim Jong-un tan pronto piso tierra de Corea del Sur le dio la mano a Moon y lo invitó a que también pisara el piso de Corea del Norte.

Luego los líderes se dirigieron a la Casa de la Paz en Panmunjom, la zona donde se llevó a cabo la Cumbre en la que planeaba discutir varios temas de importancia, incluyendo el tema principal: El desarme de armas nucleares.

El encuentro entre las dos Coreas

El líder de Corea del Norte llegó acompañado de un grupo de funcionarios y guardaespaldas, y bajó los escalones que lo iba a llevar hasta la línea de demarcación que separa ambos países.

Cuando se encontraron, ambos líderes intercambiaron unas cortas palabras y un largo apretón de manos.

Luego Kim Jong-un invito a Moon a cruzar al otro lado de la frontera, dónde se volvieron a estrechar las manos. El líder norcoreano dijo que estaba feliz de haberse encontrado con Moon en este encuentro histórico.

La firma del acuerdo

Kim Jong y el presidente de Corea del Sur firmaron por fin, el acuerdo de paz esperado y lo publicaron en un comunicado donde prometieron establecer una Península coreana libre de armas nucleares.

El comunicado decía: "cooperaremos activamente para establecer un sistema de paz permanente y estable". En el comunicado no sé específico las medidas futuras a tomar para el desarme, pero ambas partes se comprometieron a cumplir su tarea para establecer La Paz.

En una reunión que duró 100 minutos discutieron el tema de la desnuclearización y de la necesidad de paz entre ambos países.

En el año 1992, ambos países firmaron también un acuerdo por la paz, que no se cumplió debido a ciertas discrepancias entre ambos países.

Los líderes prometieron Paz

Moon Jae-in, luego de haberse reunido con el líder norcoreano, Kim, dijo: “No habrá más guerra en la Península de Corea, hemos empezado una era de paz”.

Luego que se terminó la importante reunión, ambos líderes estuvieron ante las cámaras en las escaleras de la Casa de Paz para dar la buena noticia.

Por su parte Kim Jong-un no renunciará a sus armas atómicas tan fácilmente, no sin antes que los Estados Unidos garantice que no derrocara a su régimen, así lo dijo antes de la Cumbre.

Para mejorar las relaciones, ambos líderes están conectados por medio de una telefónica directa y el líder de Corea del Sur planea visitar a Kim Jong-un una próxima Cumbre histórica, de la cual no dieron más detalles.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más