Finalmente es Antonio Tajani el nombre elegido por el incombustible Silvio #Berlusconi si finalmente se cumplen los sondeos para las elecciones generales de este domingo. En donde dan vencedor al bloque de derechas en donde está integrado el partido del il cavalieri, Forza #Italia. Junto a otras fuerzas políticas como la contraria a la inmigración Liga Norte y los grupos de extrema derecha. Aunque la duda se centra en si conseguirán o no mayoría absoluta para gobernar durante los próximos cuatro años al país transalpino.

Esta decisión de Berlusconi de elegir un hombre de paja para presidir el gobierno se debe a que el mismo está inhabilitado para el ejercicio de cargos públicos.

En este sentido, Tajani sería el político que estaría a las órdenes del empresario italiano, pero bajo los consejos de este. El mayor problema de esta decisión reside en el hecho de los recelos de sus compañeros de coalición para que Tajani gobierne Italia desde este domingo.

Alianza con Renzi como alterativa para gobernar

Otra estrategia que esperan los analistas es que el viejo político milanés llegué al final a un acuerdo de gobierno con la coalición de izquierdas liderada por el ex primer ministro Matteo Renzi. Desde luego que no sería la primera vez que pasase este acuerdo. ya que hace unos años sellaron una alianza entre los dos para reformar la Constitución italiana.

Además, ambas personalidades podrían obtener grandes beneficios para cada uno de sus grupos políticos. En cualquier caso, todos los movimientos de esta partida de ajedrez pasan obligatoriamente por el siempre presente Silvio Berlusconi.

Con un peso muy específico para gobernar a la sombra Italia después de las elecciones que se celebrarán este 4 de marzo.

Solo el Movimiento Cinco Estrellas lo puede impedir

La única posibilidad para que Silvio Berlusconi no tengan influencia en el poder pasaría por un voto masivo de los ciudadanos italianos por las candidaturas que presenta el grupo liderado por #Beppe Grillo. En este sentido, los últimos sondeos electorales [VIDEO] apuntan que su intención de voto se está incrementando considerablemente en el sur de Italia. En zonas en donde hace algunos años el poder de la mafia era más que considerable. Como por ejemplo, en Sicilia y Nápoles.

Si al final fuese así, serían los populistas quienes tuviesen las llaves de la gobernabilidad. Bien con un pacto con los partidos de derecha o por el contrario con las fuerzas progresistas. Aunque este último escenario es el más difícil para que se cumpla este domingo de elecciones. En todo caso, otro dato que apuntan los últimos sondeos es el desplome del voto por parte de los partidos de izquierda. No obstante, será muy curioso mirar su intensidad.