Nikolas Cruz ha sido formalmente acusado de llevar a cabo una masacre en Marjory Stoneman Douglas High School en Florida, el pasado 14 de Febrero, donde 17 personas murieron. Una acusación dictada por un gran jurado del condado de Broward acusó a Cruz con 17 cargos de asesinato premeditado y 17 cargos de intento de asesinato. Significa que Nikolas Cruz puede enfrentar la pena de muerte si es condenado.

Nikolas Cruz [VIDEO]había sido alumno en Marjory Stoneman Douglas High School, pero fue expulsado de la escuela secundaria Parkland por mal comportamiento. Fue acusado específicamente por matar a 14 estudiantes y tres empleados de la escuela, durante una masacre perpetuada por él.

Los fiscales aún no han anunciado si planean solicitar la pena de muerte, pero el defensor público de Cruz ha dicho que su cliente estaría dispuesto a declararse culpable para evitar la ejecución. Nikolas Cruz confesó haber realizado el Tiroteo cuando fue capturado poco después, de acuerdo con una declaración jurada de arresto.

Comportamiento en la cárcel

Los abogados del presunto asesino lo describieron como un joven problemático y "desequilibrado" y han argumentado que el sistema de seguridad había fallado, señalando que su comportamiento llamó la atención de las autoridades en repetidas ocasiones.

Los registros de la cárcel publicados por la Oficina del Sheriff del condado de Broward describieron al joven Cruz como aislado de los otros reclusos. A veces, ha presentado signos que parecen de una persona "lógica y coherente" y en otros casos exhiben una "mirada en blanco".

También mostrado signos de inquietud y ha sido escuchado riéndose, es lo que se deja ver en los registros.

Movimiento en contra del porte de armas en Estados Unidos

Los estudiantes sobrevivientes a los disparos en la escuela de Florida, han sido los protagonistas de un nuevo impulso para leyes de armas, a raíz del tiroteo que acabo con la vida de sus compañeros. Los legisladores de Florida han adoptado medidas que incluyen elevar la edad de compra de armas a 21, facultando a los tribunales a prohibir a las personas con problemas sociales a poseer armas de fuego. El presidente Donald Trump propuso como una de las soluciones para acabar con los actos violentos en la escuelas de Estados Unidos, equipar a algunos maestros con armas de fuego para que estén preparados cuando se presente un incidentes como el ocurrido. Así mismo, que lo educadores reciban un entrenamiento especial del uso de armas para que saber qué hacer en casos de actos violentos. Por supuesto, esta propuesta tuvo una recepción bastante amplia, pero en general, no fue muy aceptada, ni por los educadores ni por los representantes de los alumnos.