Una estudiante de la Universidad Central de Michigan [VIDEO] en Mount Pleasant alertó a sus seguidores de Twitter sobre un tiroteo en Campbell Hall, un dormitorio residencial en el medio del campus de la universidad. Poco después, se informó que la policía encontró dos víctimas [VIDEO] en el lugar de los hechos, mientras se desconoce el paradero de la persona que realizó los #Disparos.

El sospechoso del tiroteo

La policía identificó al sospechoso del doble asesinato como James Eric Davis, un estudiante de la la Universidad Central Michigan. Una cuenta de Twitter de la policía local describió a Davis como "un hombre de color, de aproximadamente 19 años de edad, 5'10" y 135 libras”.

Según los reportes, se cree que el sospechoso todavía está armado y es peligroso.

Davis, quien reside en Plainfield, Illinois, fue supuestamente tratado por síntomas relacionados con una sobredosis de sustancias controladas en un hospital local el jueves por la noche. No está claro si el incidente de la noche anterior tuvo alguna relación con el tiroteo eventual, pero no se puede descartar ya que las víctimas han sido identificadas como sus padres, James Davis Sr. y Diva Davis.

Un supuesto asunto de familia

El campus de la #Universidad Central de Michigan estuvo inusualmente saturado de padres el viernes por la mañana, ya que el 2 de marzo marcó el último día de clase antes de las vacaciones de primavera. Se cree que los padres de Davis estaban en el campus por esta razón, lo que sugiere la posibilidad de que el sospechoso haya meditado previamente el doble homicidio.

A medida que la escuela se cerraba después del tiroteo, otros padres fueron enviados a un hotel en el campus, mientras se les ordenaba a los estudiantes no abandonar los edificios en los que se encontraban. Se cancelaron todas las clases y los alumnos no pudieron reunirse con sus familias hasta varias horas más tarde, junto con la escolta policial.

Violencia armada en el campus

Las escuelas superiores y los campus universitarios de los Estados Unidos no son ajenos a lo que ahora llamamos "tiradores activos", o los perpetradores de actos violentos que intentan disparar y quitarle la vida a tantos estudiantes y profesores como sea posible. Si bien Davis en este caso no se ajusta al perfil de un "atacante activo", los procedimientos seguidos por los estudiantes y la policía son una prueba más de cuán endémicos son estos tipos de incidentes en los Estados Unidos. #victimas