Kim Jong-Un, el líder de Corea del Norte, finalmente ha indicado que está dispuesto a dialogar con Estados Unidos. Eso debe haber sido un gran alivio para el presidente Moon Jae-in de Corea del Sur, que desea normalizar las relaciones con el Norte. Jae-in confiaba en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 [VIDEO] para allanar el camino hacia la paz en la región, y la disposición de Kim para mantener conversaciones es una señal positiva.

Según los reportes, los representantes de Kim que están en Corea del Sur para asistir a la ceremonia de clausura [VIDEO] de los Juegos Olímpicos de Invierno han transmitido el mensaje. Ha sido una sorpresa porque Kim Jong-Un había estado continuamente amenazando a Estados Unidos con terribles consecuencias.

¿Por qué el cambio repentino?

Washington impuso una nueva ronda de sanciones contra Corea del Norte, que se describe como la más fuerte de todos los tiempos, y esa podría ser la razón del cambio de postura de Kim. Parece que Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur, se reunió con el general norcoreano Kim Yong Chol en Pyeongchang. Ambas partes coincidieron en la necesidad de mejorar las relaciones entre los Estados Unidos y Corea del Norte, así como entre las dos Coreas, y la oferta de diálogo surgió del lado de Kim después de la reunión.

El repentino paso de Kim Jong-Un es extraño debido a sus amenazas regulares de lanzar bombas nucleares contra los Estados Unidos. La comunidad global ha denunciado sus ambiciones nucleares y ha impuesto una serie de sanciones al régimen como lo ha hecho Estados Unidos.

El objetivo es ahogar el flujo de fondos en el país.

Es posible que Kim esté sintiendo el impacto de estas medidas y quiera zafarse de esta difícil situación.

Ivanka evita a los hombres de Kim

Ivanka Trump estaba en Pyeongchang en nombre del presidente Donald Trump. Ella fue para asistir a la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno, y se dio la mano y saludó a otros, pero evitó a la delegación de Corea del Norte.

La disposición de los asientos para el programa era tal que Kim Yong Chol, Moon Jae-in e Ivanka Trump estaban muy cerca uno del otro, pero al parecer se mantuvo al margen. Fue una oportunidad perdida similar a la ceremonia de apertura de los Juegos cuando Mike Pence estaba en la fila por delante de la hermana de Kim y no hubo interacción.

Con respecto a la oferta de paz de Kim Jong-Un, la oficina del presidente de Corea del Sur dio a conocer una breve declaración que indica la disposición de Pyongyang para sostener conversaciones con Washington. La intención es mejorar las relaciones no solo entre las dos Coreas sino también entre los Estados Unidos y Corea del Norte.