Según un estudio realizado por la ONG Oxfam [VIDEO], el 1% de la población mundial, el 1% más rico, se llevó el 82% de total la riqueza del planeta en el año 2017. No solo ésto, sino que las mujeres más pobres fueron las personas menos beneficiadas por el crecimiento económico que experimentó el planeta.

Winnie Byanyima [VIDEO], directora que dicha organización, afirma que "el fenómeno de los multimillonarios debe ser visto como un mero fracaso económico, y no como un signo de una economía que año a año prospera". Esto sucedió en vísperas de la apertura del Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza, donde fue lanzado el estudio titulado "Recompensar el trabajo, no la riqueza".

Byanyima, conocida por su compromiso en la lucha contra la pobreza, fue muy dura y concisa en su crítica: "se explota a las personas que hacen nuestra ropa, a las personas que cultivan los alimentos que luego consumimos, a las personas que fabrican nuestros teléfonos celulares, etcétera, no solamente para garantizar un suministro constante de productos de bajo coste, sino también para que las empresas y sus inversores aumenten sus beneficios".

Siguiendo con el mencionado informe, el 50% de la población mundial, es decir, unos 3,700 millones de personas aproximadamente, no se benefició en lo más mínimo con el crecimiento que el planeta vivió el año pasado, mientras que el 1% más rico se quedó con el 82% de éstas ganancias. Es más, desde el año 2010, ésto es, en medio de la crisis financiera que se vivió desde el año 2008 (y cuyas consecuencias aún se siguen viendo), la riqueza de éste selecto grupo ha aumentado un promedio del 13% cada año.

Cada dos días hay un nuevo multimillonario

EL momento cumbre se vió en el año comprendido entre marzo de 2016 y marzo de 2017, período donde se vivió el mayor crecimiento histórico de aquellas personas cuya fortuna supera los 1000 millones de dólares, a un increíble ritmo de dos multimillonarios cada dos días. Un caso concreto: en América Latina, la riqueza de éstas personas aumentó, el año pasado, en 155.000 millones de dólares. "Con ése dinero podría acabarse prácticamente la pobreza monetaria latinoamericana por un año" indica Oxfam.

Mujeres, en el último lugar

Según la organización, la mujeres son las que se encuentran en el último escalón de la pirámide. "A lo largo y ancho del planeta, las mujeres cobran mucho menos que los hombres, tienen trabajos menos rentados y más precarios". Así mismo, de cada 10 nuevos multimillonarios, solo 1 es una mujer. Siguiendo el caso de Latinoamérica, ellas trabajan casi el doble de horas que los hombres.

La propuesta de Byanyima es terminar con la brecha salarial entre hombres y mujeres, así como con la evasión fiscal.