Los veintisiete han acordado en la madrugada de este martes el mayor desembolso financiero de la historia de la Unión Europea, 750.000 millones de euros, de los que 390.000 serán ayudas directas o subvenciones y 360.000 serán créditos. Este paquete está dentro del marco financiero 2020-2027 de más de un billón de euros puesto en marcha para la recuperación económica de Europa tras la crisis del coronavirus.

El presidente del Consejo Europeo Charles Michael ha celebrado el acuerdo a través de su cuenta de Twitter en un mensaje publicado a las 5:30 de la mañana. "¡Acuerdo!", ha escrito en su red social, tras 4 días de negociaciones y 3 nuevas propuestas sobre la mesa para llegar a la unanimidad requerida.

Otros líderes europeos también han expresado su satisfacción con el acuerdo alcanzado. "Día histórico para Europa", ha tuiteado el presidente francés Emmanuel Macron. Por su parte, la presidenta de la Comisión Europa, Ursula Von der Leyen, ha calificado el acuerdo como "un momento histórico para Europa".

Los países "frugales" (Países Bajos, Austria, Suecia y Dinamarca) consiguieron disminuir la cuantía final de ayudas directas, que finalmente serán 390.000 millones como ayudas no reembolsables (inicialmente era de medio billón) y 360.000 millones en créditos. El presupuesto comunitario también ha descendido de los 1,1 billones iniciales a los 1,074 billones.

Además del montante, los veintisiete emitirán por primera vez deuda común para financiar las subvenciones, con el apoyo del presupuesto comunitario, y con una calificación triple A que asegura bajos tipos de interés.

España recibirá 140.00 millones, 72.700 en ayudas directas

España, junto a Italia, han sido los dos países europeos más golpeados por la crisis del coronavirus y son los que recibirán el montante mayor de ayudas por parte de la Unión Europea.

De este modo, España recibirá 140.000 millones, 72.700 en ayudas directas y el resto en créditos. Por su parte Italia, epicentro europeo de la pandemia, recibirá 209.000 millones, un 28% del presupuesto para la reconstrucción europea, con el objetivo de relanzar su economía.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado "satisfecho al 95%" por el acuerdo alcanzado entre los líderes de la Unión Europea.

"Es un gran acuerdo para Europa y para España", ha dicho Sánchez en rueda de prensa poco después de lograrse el consenso. La cantidad que corresponde a España será la misma de la propuesta original de la Comisión Europea aunque las ayudas directas se han reducido de los 77.000 millones iniciales.

Pedro Sánchez ha calificado el acuerdo como "un auténtico Plan Marshall" ya que representa el 4,6% del Producto Interior Bruto de la Unión Europea y ha destacado el hecho "inédito" de que Europa se vaya a endeudar por primera vez para financiar el fondo.

Acuerdo de los veintisiete

En torno a 90 horas han sido necesarias para llegar a un acuerdo en una cumbre que empezó el pasado viernes con duración programada de 2 días y que se extendió hasta 5 días, con varios momentos críticos siendo la propuesta presentada el lunes por la tarde la que obtuvo luz verde por parte de todos los Estados.

"Europa ha demostrado que es capaz de abrir nuevos caminos en una situación excepcional", ha indicado la canciller alemana Angela Merkel tras finalizar una de las cumbres más largas de la historia comunitaria. En los mismos términos se ha expresado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michael, indicando que el acuerdo alcanzado da un mensaje de Europa como "una fuerza para la acción" y que "nos lanzará al futuro".

El acuerdo ha llegado tras la concesión por parte de los "frugales" de la incorporación de las subvenciones y la implementación por parte del resto de socios europeos de mecanismos de control en los desembolsos. Para acceder a las ayudas, los Estados miembro deberán elaborar un plan de reformas que serán evaluados por la Comisión Europea en un plazo de 2 meses y necesitarán una mayoría cualificada para ser aprobados.

En los mecanismos de control habrá un "freno de emergencia" que podrá ser utilizado por uno o varios socios en caso de "desviaciones graves" de un Estado miembro. En ese caso se elevaría a la cumbre del Consejo Europeo, que deberá dar una respuesta en un plazo máximo de 7 meses.

El respeto al Estado de Derecho será otra de las condiciones para acceder al fondo, especialmente tras la deriva autoritaria de los países del Este, tales como Hungría y Polonia. En caso de deficiencias, la Comisión propondrá medidas que deberán ser autorizadas por "mayoría cualificada".

Reajuste de las partidas presupuestarias europeas

Debido al reajuste de las partidas presupuestarias, algunas de las peticiones esgrimidas por la Comisión Europea capitaneada por la alemana Ursula Von der Leyen verán reducido su presupuesto, como el fondo del pacto verde que pasa de 30.000 a 10.000 millones, o el de desarrollo agrícola que pasa de 10.000 a 5.000 millones.

Alemania y los países "frugales" incrementarán sus cheques para compensar la diferencia entre su mayor aportación al presupuesto y lo que requieren de él. Dinamarca tendrá 322 millones (125 más); Alemania, 3.671 (sin cambios); Países Bajos, 1.921 (345 de incremento); Austria, 565 (aumenta 328) y Suecia, 1.069 (271 más). Después de la aprobación por los jefes de Gobierno y de Estado de la Unión Europea, será el Parlamento Europeo el que deberá aprobar el acuerdo, debiendo ser posteriormente ratificado en los parlamentos nacionales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!