Una encuesta llevada a cabo en España, Italia, Francia, Alemania, Finlandia y Polonia elaborada a inicios de febrero de 2020 por Savanta ComRes instituido por la alianza europea Eurogroup for Animals junto a la organización de Animal Advocacy and Protection ha buscado saber el punto de vista sobre los Animales exóticos como animales de compañía.

El 80% de los encuestados aboga por una regulación de los animales exóticos

Se trata del primero de este prototipo en llevarse a cabo y ha arrojado unos resultados sorprendentes, para los distintos organizadores. En el caso de España donde han sido clave, debido a que se trata de uno de los países con mayor tráfico de estos animales y, además, está considerado como la entrada al continente europeo por su situación geográfica.

Más de un 80 por ciento de encuestados entienden que debe de existir una mayor regla de la compraventa de exóticos como son serpientes, tortugas, arañas, entre otras...,que personas tienen en sus residencias como animales de compañía.

Entre el 85-95% de los encuestados respondieron que están de acuerdo en que los animales exóticos no deberían ser animales de compañía y que el comercio de estos debería tener una mayor regulación. Asimismo la Unión europea debe de ser más estricta en esta cuestión en promulgando leyes en el Mercado Común algo que une al 96%. De seguido, también, se aprecia que el pensamiento generalizado de que los animales exóticos no son fáciles de asumir y cubrir sus necesidades como animales de compañía y que tampoco aporta seguridad tenerlos en casa.

A lo largo y ancho de Europa, es legal tener, comerciar y transportar miles de razas exóticos

Según las recensiones publicadas por European Pet Food Industry Federation, un gran número de animales exóticos se localiza en hogares europeos como mascota, destacando que en muchos de estos hogares se encuentran menores, para los que pueden suponer un peligro para su integridad.

Conjuntamente, pueden transmitir enfermedades y suponen una amenaza para la naturaleza como son ríos, montañas, tierras en caso de ser liberados.

Las inseguridades coligadas al comercio global de animales, que estos se encuentran destinados al mercado progresivo de animales exóticos, para los hogares se han hecho visibles durante estos últimos meses; debido a la pandemia producida por el COVID-19 o coronavirus.

Ya que, el origen parece descubrirse en los animales no domésticos y según los primeros indicios indican que el virus se ha trasferido a las personas en las plazas de compra venta de animales vivos de China, el cual estudia suprimir el consumo de estos animales entre otros, debido a encontrarse una mutación del virus en un gran número de murciélagos. La investigación también muestra un consenso en contra de la captura de animales de su terreno natural, para convertirse en animales de compañía, aunque no domésticos. A principios de mayo, a través de su reforma de la ley, que rige la normativa de estos animales y así reducir los números en hogares y el comercio en el 2030.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!