De 6,1 grados en la escala de Richter ha sido el terremoto que se ha producido este miércoles en #Afganistán, con núcleo en la zona nororiental. Se han visto afectadas, en mayor medida, las zonas de Pakistán y la #India, en su zona norte. Aún no hay datos de víctimas y daños materiales.

A primera hora de la mañana (07:07 horas; 05:07 hora española) se ha producido en Badhakshan un terremoto de grado 6,1 en la escala de Richter. El epicentro del #sismo ha tenido lugar en la zona del Hindu Kush, en el sur de Jurm y en el norte de Kabul, colindante con la ciudad de Pakistán, Tayikistán y China. Según han informado desde el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) la profundidad del terremoto ha sido de 192 kilómetros de profundidad, llegando a producir temblor hasta en la localidad de Ishqoshim (Tayikistán) y Nueva Delhi (India).

La zona montañosa en la que se ha producido el terremoto no se caracteriza por tener un gran número de habitantes y, aunque aún no hay cifras oficiales de daños humanos y materiales, se espera que no haya afectado en gran medida a la población. La zona más cercana con residentes, según informa el USGS, está habitada por 100.000 personas.

Movimientos de tierra debido a las placas tectónicas

El terremoto, según los expertos, se ha producido por la colisión de las placas tectónicas de Eurasia contra la India, actualmente en activo. La zona donde se ha producido esta nueva sacudida de la naturaleza es un punto habitual de movimientos terrestres en la comarca.

El choque de estas dos placas tectónicas de gran magnitud es el que produce los terremotos. Ocurren a causa del movimiento de gran intensidad de secciones globales de la litosfera terrestre.

Zona afectada en varias ocasiones

No es el único sismo que se ha producido en la zona en los últimos años. El 26 de octubre del año 2015, Afganistán contó con otro de ellos, esa vez de mayor grado (7,7 grados en la escala de Richter), donde sí hubo que lamentar daños. Fueron más de 300 los fallecidos que causó el terremoto, 2000 heridos y más 36000 casas afectadas, muchas de ellas destruidas en su totalidad. El gobierno de Pakistán decretó el estado de emergencia en la zona durante varios días.

En diciembre de ese mismo año se volvió a producir otro gran movimiento de tierra, esta vez de 6,2 grados en la escala de Richter, en el mismo distrito.

Nepal, país vecino que esta vez no ha sido afectado por el terremoto, en abril de 2015 también vivió una catastrófica situación debido a un movimiento terrenal. Fueron 9000 muertos los que se tuvieron que lamentar.