El British Fashion Council declaró que la presente edición de London Fashion Week no utilizará más pieles de Animales en sus diseños. Este tema se lleva debatiendo desde hace unos años debido a las numerosas manifestaciones, liderados por la organización PETA, en contra del uso de las pieles de los animales. Por lo tanto, este evento se convierte en el primero en decir "no al maltrato animal". En Gran Bretaña está prohíbido tener granjas para conseguir pieles de animales pero sí está permitido comprar el material de otros países y utilizarlo de diversas maneras.

Esta decisión también fue apoyada por los propios diseñadores, ya que ellos tampoco están interesados en utilizar estas pieles.

La idea ha estado circulando a lo largo de los años en las mentes de los diseñadores y cada vez son más los que se apuntan a esta nueva moda. Entre ellos está Burberry, que con su nuevo director creativo Riccardo Tisci ha implementado esta normativa y ahora es un valor que define a la marca; Por otro lado está Gucci que ha anunciado dejar de utilizar pieles en el año 2018. Stella McCartney, Yoox Net-A-Porter, Versace y Vivienne Westwood también se han apuntado a este movimiento y buscan alternativas para sus diseños. Sin embargo, todavía hay marcas como Prada que se siguen resistiendo a este progreso.

Los diseñadores están volcados en utilizar tejidos sintéticos para así evitar el maltrato animal

La gente ya no quiere llevar animales en su ropa y es por eso que la organización PETA envió una carta al British Fashion Council para conseguir que esto suceda y finalmente lo han conseguido. En la carta, PETA muestra cómo este movimiento haría un gran cambio cultural hacia la sostenibilidad, igualdad y diversidad.

"Queremos que los diseñadores elijan opciones éticas para sus diseños"

No utilizar pieles de animales significa que los productos que vayan a utilizar sean libres de culpa. Los tejidos sintéticos también llevan muchos químicos y estos causan problemas al medio ambiente así como la contaminación de los ríos además de la explotación humana para llevar a cabo su producción.

Por lo tanto, esto sigue siendo una guerra sin acabar. Finalizar con la utilización de las pieles de los animales es un gran paso. Ahora falta que los tejidos que utilicen sean sostenibles y sin explotación. Los tejidos veganos y ecológicos son el futuro pero todavía queda un largo camino para conseguir esto. Poco a poco estos valores se van expandiendo y cada vez son más los que apoyan estas iniciativas.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!