Para BlastingTalks - entrevistas exclusivas de Blasting News con líderes empresariales y culturales - entrevistamos a Lucía Martínez Cebrián y Marcos Gimeno, CEOs de Remot Technologies, una startup de la Universidad de Zaragoza que ofrece a sus clientes soluciones inteligentes para el análisis y gestión del territorio.

Blasting News: Remot Technologies es una spin-off de la Universidad de Zaragoza fundada en el año 2016, ¿pero en qué consiste esta startup y con qué objetivo surgió?

Lucía Martínez Cebrián: Remot surgió como necesidad de trasladar al mercado los conocimientos adquiridos durante más de 10 años, dentro del grupo GEOFOREST de la Universidad de Zaragoza.

Es por ello por lo que tomamos la decisión de participar en un programa spin-up que ofrecía la universidad en el que enseñan a validar la idea de negocio.

Marcos Gimeno: Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que podíamos ofrecer soluciones inteligentes para el análisis y gestión del territorio utilizando tecnología espacial e información geoposicionada, más orientadas a lo que el mercado demanda: las tecnologías asociadas con internet y el acceso a los datos desde cualquier lugar.

Hace 5 años de su fundación, ¿qué retos se plantean a corto plazo? ¿Y a largo plazo?

Lucía: A corto plazo, nos gustaría como mínimo poder crecer este año, lo que no pudimos hacer el pasado por la pandemia y a largo plazo, nos gustaría tener mayor presencia internacional.

Casi todos los sectores han sufrido las consecuencias de la pandemia del Coronavirus, ¿cómo ha afectado a su empresa?

Lucía: La incertidumbre que se generó durante las primeras semanas y meses de confinamiento hizo que se cayeran muchos proyectos que teníamos apalabrados, pero afortunadamente pudimos superar el 2020 sin problemas.

Marcos: Ahora tendremos que ver cómo es la salida de la pandemia, puesto que, al final, nuestro sector depende en gran medida de los fondos de las administraciones y por consiguiente, veremos cómo afecta la crisis generada a las inversiones.

Siguiendo con el COVID-19, ¿qué habéis aprendido durante los meses de confinamiento?

Lucía: En mi caso y relacionado con la empresa, he descubierto la importancia de tener un buen equipo que pese a la presión que tuvimos en ese momento, supo unir fuerzas y superar el bache emocional y laboral que sufrimos.

Marcos: Para mí, ha sido un aprendizaje en lo personal. La situación extrema ha hecho que se vean capacidades que uno piensa que no tiene y en realidad, sí que están en cada uno. En cuanto a la empresa, los meses de confinamiento te hacen ser más creativo y resolutivo.

¿Qué tipo de clientes solicitan su colaboración para una visualización y un análisis geoespacial? ¿Qué técnicas se llevan a cabo?

Lucía: Nuestros clientes son muy variados. Tenemos clientes relacionados con administración pública, como pueden ser ayuntamientos, universidades, clientes de empresas privadas y autónomos que lo que necesitan es ir un paso por delante en el manejo de los datos y añadirles una posición sobre el mapa para poder establecer relaciones que les permitan tomar mejores decisiones.

Marcos: En general, lo que más se demanda son aplicaciones web, que muestren la información de la que disponen sobre el terreno es decir, sobre un mapa y que a veces está infrautilizada. Con nuestras aplicaciones, los clientes no solo pueden visualizar datos, sino que pueden editarlos, darles unas coordenadas y generar informes para la toma de decisiones rápidas y correctas.

¿Cómo pueden ayudar el desarrollo de sus apps para el sector vinícola y del turismo? ¿Qué beneficios consiguen sus clientes con los datos aportados?

Marcos: Los beneficios son un mayor conocimiento y control sobre los datos, contando también con la ventaja de poder saber dónde están produciéndose los diferentes eventos y así establecer relaciones sobre el terreno.

En cuanto a aplicaciones, me gustaría destacar que en el sector vinícola nos encontramos con una falta de herramientas para la digitalización en la parte más asociada al campo. Nuestras aplicaciones, en concreto ‘Agrimes’, permiten llenar ese vacío y poder tomar datos sobre el terreno y analizarlos en tiempo real, sin tener que pasar datos a una hoja de cálculo. En cuanto al turismo, abogamos por un turismo sostenible y así, dar a conocer los rincones rurales que, por su tamaño, a veces no pueden tener un personal dedicado. Con ‘HistoryMaps’, hemos desarrollado una herramienta con la que, a través del teléfono o tablet, acercamos la historia de cualquier rincón, por pequeño que sea, a todo el mundo que quiera visitarlo.

Actualmente, se encuentran en el segundo año del proyecto VinCI, ¿qué objetivo tiene? ¿Qué herramientas tiene la plataforma?

Lucía: El ‘proyecto VinCI’ es un proyecto financiado por Interreg Sudoe en el que se pretende ayudar al sector vitivinícola a anticiparse mejor a las previsiones de rendimiento y optimizar así su selección de mercados de exportación.

Marcos: Para ello, se van a desarrollar varias herramientas interconectadas que estarán disponibles en una plataforma web. Nosotros participamos con una herramienta de toma de datos en campo que permite hacer estimaciones de cosecha adelantadas en el tiempo, lo que permitirá optimizar las decisiones sobre a qué mercado se debe acudir y cuándo hacerlo.

¿Qué otros proyectos tienen en marcha ahora mismo?

Marcos: Nos parece muy interesante el sector formativo y con la pandemia se ha dado un impulso a la formación online. Por otra parte, estamos estableciendo alianzas con algunas empresas para dotar de una mayor capacidad de análisis a nuestra herramienta para el sector vinícola, ‘Agrimes’.

También tenemos proyectos de gestión de redes eléctricas donde nos hemos asociado con otras empresas. Nuestra empresa lleva a cabo el desarrollo de plugins de QGIS para que el usuario se encuentre con las herramientas que necesita de manera personalizada.

Lucía: Desde Remot, no paramos de innovar y de buscar diferentes alternativas en el mercado que nos permitan crecer.

Por último, ¿cómo imaginan el crecimiento de la empresa en 10 años? ¿Qué objetivos tiene a largo plazo?

Lucia: Ahora, que ya han pasado los primeros años de la creación de la empresa y con la experiencia adquirida, podemos decir que es complicado vaticinar qué pasará en 10 años. La realidad nos ha enseñado que, de un día para otro, como ha pasado con el COVID-19, las cosas pueden cambiar. Sí que podemos decir que los objetivos a largo plazo son consolidar la empresa y que esta se convierta en una referencia en nuestro sector. Una de las mayores satisfacciones es poder contratar a personas a las que les apasione el mundo de la cartografía, la teledetección y los Sistemas de Información Geográfica (SIG, o GIS en inglés) y poder desarrollar nuevas herramientas innovadoras y adaptadas a las necesidades reales de las personas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!