Este mismo martes, la Comisión Europea ha abierto dos investigaciones a la empresa estadounidense Apple por las denuncias trasladadas por Spotify y un distribuidor de libros electrónicos y audiolibros que no ha sido identificado. El Ejecutivo comunitario investiga si las restricciones realizadas a los desarrolladores de aplicaciones para la distribución de su contenido en la App Store y Apple Play son ilegales.

Apple ha sido demandada por posibles abusos a los desarrolladores de aplicaciones dentro de sus tiendas digitales

La demanda ha sido puesta por la imposición de Apple a que se use exclusivamente su propio sistema de compras (por la que cobra una comisión del 30% por cada subscripción) y la restricción a los desarrolladores para informar a los usuarios de iPhone y iPad de ofertas más baratas de sus contenidos en otras plataformas.

La primera demanda trata de averiguar el impacto de las reglas de Apple en la competencia y si estas privan a los consumidores de ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías, como que estos puedan buscar alternativas dentro de la aplicación, comparar precios, calidad e innovación (lo cual llevaría a un aumento de precios). La segunda denuncia lo que pretende es que se evite que Apple imponga a los desarrolladores un sistema cerrado de pago en sus aplicaciones.

Estas demandas lo que pretenden es evitar un comportamiento monopolístico por parte del gigante americano

Margrethe Vestager, vicepresidenta de Competencia de la Comisión Europea, ha declarado que lo que se está viendo es si “las normas de Apple no distorsionan la competencia en mercados en donde compite con otros desarrolladores de aplicaciones”, como en Apple Music o Apple Books.

Además, de que la app de pagos de empresa norteamericana es la única que permite acceder desde sus dispositivos a la herramienta NFC (esta permite hacer el pago con solo acercar el teléfono móvil al terminal de pagos del comerciante).

Este tipo de investigaciones son largas y no existe un plazo de tiempo legal para estas

Esta investigación lo que pretende evitar es que la multinacional dirigida por Tim Cook, CEO de Apple, esté realizando abusos monopolísticos en su tienda de aplicaciones y en sus formas de pago para móvil, lo cual iría contra las reglas europeas en lo que concierne a Competencia.

Sin embargo, a pesar de ser una investigación "prioritaria" para la Comisión Europea, la apertura de un procedimiento como este no prejuzga los resultados, ni hay plazos legales para terminar este tipo de investigaciones, en lo que se refiere a la materia de abuso por posición dominante y prácticas comerciales restrictivas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!