Publicidad
Publicidad

La histórica empresa de Alimentación, Pastas Gallo se ha puesto a la venta. Líder en el sector, actualmente cuenta con un total de 350 empleados y factura unos 200 millones de euros al año. La familia Espona, que es la propietaria de Pastas Gallo, ha decidido poner a la venta la compañía con el objetivo de explorar el interés real que suscita la marca en el mercado.

La empresa fue fundada en el año 1946 y es la actual líder de este sector en España

Según La Vanguardia y citando a personas que están trabajando en esta operación, se espera que en unas dos semanas se realice la distribución del cuaderno de venta entre los inversores que podrían estar interesados en la compra.

Los accionistas estarían interesados en explorar el interés real de los fondos de capital y de las multinacionales del sector alimentario a adquirir la empresa.

Publicidad

La empresa que fue fundada en el año 1946 ha logrado ser un verdadero referente en el mundo de la pasta y la comida precocinada en España.

Actualmente, Pastas Gallo tienen un 45% de la cuota del mercado español. Además, exporta a lo largo de cuatro continentes y vende en un total de treinta países, lo que la convierte en una de las empresas más importantes de toda España.

La sede de la empresa desde el año 2017 está en Córdoba

Fuentes de la empresa Gallo no han querido dar explicaciones a los medios de comunicación sobre las razones de que salga al mercado la empresa que tiene 350 empleados en todo el país, factura una cantidad cercana a los 200 millones de euros y posee fábricas en localidades como Granollers (Barcelona), El Carpio (en Córdoba) y Esparreguera (en Barcelona).

Publicidad

A finales del año 2017, Pastas Gallo fue una de las muchas empresas que decidió trasladar su sede fuera de la comunidad catalana a causa de las reivindicaciones independentistas. Actualmente, su sede social está en Córdoba. Dicho movimiento fue muy mal visto por muchos catalanes que decidieron no volver a comprar productos de la marca, mientras que, en otros lugares de España se seguía pensando que Pastas Gallo era una marca completamente catalana.

Por el momento, los puestos de trabajo de esta empresa no corren peligro ya que, simplemente, la fábrica cambiaría de dueños y se mantendría las instalaciones y a los trabajadores por las cifras de facturación que se mueven en este sector. Sin duda, habrá cambios en el equipo directivo y financiero de la empresa reina de la pasta en España.

Publicidad